Menú

Disidentes cubanos recuerdan a la UE que en Cuba hay doscientos presos políticos

En una carta entregada en la embajada de Francia en La Habana, la plataforma opositora "Agenda para la Transición" recuerda a los veintisiete miembros de la Unión Europea que en Cuba permanecen encarceladas más de doscientas personas por motivos políticos. A seis días de que la UE evalúe la vigencia de las sanciones impuestas a la dictadura cubana en 2003 tras la violenta represión conocida como "La Primavera negra". España, en un guiño a la dictadura, presionó en 2005 para que fueran suspendidas.

0
En una carta entregada en la embajada de Francia en La Habana, la plataforma opositora "Agenda para la Transición" recuerda a los veintisiete miembros de la Unión Europea que en Cuba permanecen encarceladas más de doscientas personas por motivos políticos. A seis días de que la UE evalúe la vigencia de las sanciones impuestas a la dictadura cubana en 2003 tras la violenta represión conocida como "La Primavera negra". España, en un guiño a la dictadura, presionó en 2005 para que fueran suspendidas.
"
LD (Agencias) El opositor cubano Vladimiro Roca, miembro del secretariado de la "Agenda para la Transición", informó que, a seis días de que la UE evalúe la vigencia de las "medidas" tomadas en 2003 contra la dictadura de los hermanos Castro tras la "Primavera negra", su organización quiere recordar a "Los Veintisiete" que en Cuba continúan encarcelados más de doscientos disidentes por motivos políticos.
 
En una carta entregada en la embajada de Francia, la plataforma señala que "continúan en las prisiones de Cuba más de 200 presos por motivos políticos, entre ellos 55 prisioneros de conciencia del grupo de la `Primavera Negra´ de 2003, lo que motivó la respuesta que dieron (en la UE) en aquel momento y que deben ustedes revisar".
 
La UE aprobó las medidas tras las condenas en juicios sumarísimos de 75 disidentes, periodistas y activistas de los derechos humanos, además del fusilamiento de tres cubanos que habían tomado un barco para tratar de escapar de la isla en la primavera de 2003.
 
Las "medidas" a las que alude la "Agenda para la Transición", que no incluyen sanciones concretas, obligan a los gobiernos europeos a restringir sus visitas oficiales a la isla, y a invitar a disidentes a las recepciones en sus embajadas en la capital cubana. En un guiño a la dictadura cubana, en 2005 el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero presionó para que fueran suspendidas aunque no eliminadas oficialmente. La Habana exige que sean suspendidas definitivamente para poder iniciar un "diálogo político" con la UE.
 
Sin embargo, el colectivo se pregunta: "A pesar de que el régimen de Cuba está presionando para que se levanten lo que (...) llaman sanciones, continúa el hostigamiento contra los disidentes (...) y detenciones. ¿Qué sucederá si llegaran a restablecer las llamadas relaciones normales?".
 
La carta añade que "para propiciar 'relaciones normales' sin las llamadas sanciones (...) se debe tener en cuenta al pueblo de Cuba, del que forma parte la disidencia, porque lo contrario sería castigar a toda la sociedad civil y en particular" a los que luchan por la democracia.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios