Menú

Dokubo-Asari dice haber alcanzado una tregua con Abuja pero sigue amenazando a las petroleras

Mujahid Dokubo-Asari, el cabecilla de la banda que amenaza con atacar a las multinacionales petrolíferas que operan en la región nigeriana del Delta (sur), asegura haber acordado una tregua con el Gobierno. Entre tanto, el Comité Asesor Presidencial (CAP) ha reclamado al dictador del país, Olusegun Obasanjo, que emplee “la fuerza militar necesaria” para aplastar a los secuaces de Dokubo-Asari.

0
Mujahid Dokubo-Asari, el cabecilla de la banda que amenaza con atacar a las multinacionales petrolíferas que operan en la región nigeriana del Delta (sur), asegura haber acordado una tregua con el Gobierno. Entre tanto, el Comité Asesor Presidencial (CAP) ha reclamado al dictador del país, Olusegun Obasanjo, que emplee “la fuerza militar necesaria” para aplastar a los secuaces de Dokubo-Asari.
Olusegun Obasanjo, dictador de Nigeria.
L D (EFE) Dokubo-Asari, jefe de las Fuerzas Voluntarias de los Pueblos del Delta (FVPD), integradas principalmente por miembros de la tribu ijaw –mayoritaria en la región–, se reunió este miércoles en la capital federal (Abuja) con dictador del país, Olusegun Obasanjo, y varios altos cargos del Gobierno.

"El presidente ha garantizado que no se llevará a cabo ningún ataque contra nuestras posiciones", afirmó Dokubo-Asari al concluir el encuentro. "En tanto no seamos atacados, tampoco atacaremos a las fuerzas de seguridad", añadió.
 
No obstante, no retiró su amenaza de atacar, a partir del viernes, a las multinacionales petrolíferas que operan en el Delta si no se retiran de la zona, de donde se extrae la mayor parte del crudo del país (primer productor africano y séptimo del mundo). El cabecilla de las FVPD exige la autodeterminación del Delta y el control sobre los recursos económicos de la región.

Fuentes gubernamentales allegadas a la reunión y citadas por la agencia EFE no confirmaron si se había alcanzado una tregua con las FVPD; tampoco comentaron los contenidos de las conversaciones que se mantuvieron.
 
Entre tanto, el CAP –del que toman parte la mayoría de los gobernadores nigerianos, así como varios miembros del Gobierno– han demandado a Obasanjo que emplee “la fuerza militar necesaria” para “aplastar” a la banda de Dokubo-Asari.
 
Las FVPD inició a principios de 2003 una campaña de atentados contra las multinacionales petrolíferas para “liberar” el Delta, porque sostienen que los ijaw reciben “poco o nada” de los beneficios derivados de la extracción del crudo.

Sin embargo, el régimen nigeriano considera que Dokubo-Asari y sus secuaces son delincuentes comunes que viven de robar tanto el oro negro como el equipamiento que se emplea para su extracción.

Temas

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios