Menú

El "Mossad" dio caza al número dos de Hezbolá mediante una bomba oculta en un reposacabezas de su vehículo

La agencia nacional de inteligencia israelí, el "Mossad", se encuentra detrás de la ejecución del "número dos" del grupo terrorista Hezbolá, Imad Mughniyeh, según han informado fuentes anónimas de los servicios internos de Tel-Aviv al diario británico The Sunday Times. Las mismas fuentes indican que el terrorista fallecido podría haber estado colaborando con Damasco para perpetrar un atentado terrorista en suelo israelí. Mughniyeh, conocido como "El Zorro", estaba considerado por EEUU como uno de los terroristas más peligrosos del mundo.

La agencia nacional de inteligencia israelí, el "Mossad", se encuentra detrás de la ejecución del "número dos" del grupo terrorista Hezbolá, Imad Mughniyeh, según han informado fuentes anónimas de los servicios internos de Tel-Aviv al diario británico The Sunday Times. Las mismas fuentes indican que el terrorista fallecido podría haber estado colaborando con Damasco para perpetrar un atentado terrorista en suelo israelí. Mughniyeh, conocido como "El Zorro", estaba considerado por EEUU como uno de los terroristas más peligrosos del mundo.
L D (Agencias) El ex agente de la CIA Robert Baer estimó en declaraciones al diario que el fallecido era "probablemente el operativo más inteligente y capaz al que nunca nos hemos enfrentado". Figuraba en la lista de "terroristas más buscados" de la Oficina Federal de Investigación estadounidense (FBI) y estaba acusado de gravísimos atentados contra objetivos occidentales, en particular los perpetrados en Beirut a principios de los ochenta, que causaron más de 350 muertos, y los cometidos en Buenos Aires en los noventa, en particular el muy notorio ataque contra la AMIA, en el que murieron 85 personas.
 
No obstante, Mughniyeh recibió en su funeral, celebrado en la capital libanesa, los honores de héroe nacional. Contando a Mughniyeh, tres de sus descendientes han fallecido en atentados similares.
 
Bomba oculta
 
Según declararon fuentes de la inteligencia israelí, "alguien reemplazó el reposacabezas del conductor" del Mitsubishi Pajero en el que viajaba Mughniyeh por otro que incorporaba una pequeña bomba, que al hacer explosión destrozó el coche y acabó con la vida del número dos de Hezbolá prácticamente en el acto.
 
El fallecido se había reunido minutos antes con el recién nombrado embajador iraní en Líbano, Hojatoleslam Ahmad Musavi. Tras la explosión, un agonizante Mughniyeh habría sido sacado del vehículo, herido de muerte. "Sostuve su cabeza entre mis manos y le di un beso de despedida", declaró un testigo. Hezbolá acusó en primera instancia a los "sionistas israelíes" de la muerte de "su hermano comandante", y estimó que el explosivo podría haber sido detonado desde otro coche, vía satélite.
 
Ahora, tras su muerte, la tensión en la zona se ha multiplicado. El líder de Hezbolá, Hasán Nasrala, consideró que Israel había cometido "un error increíblemente estúpido" y que "ha declarado la guerra abierta", mientras Tel Aviv ha incrementado la seguridad de sus embajadas ante la posibilidad de represalias como las que anuncia el experto libanés en Hezbolá, Anis al Nackash. "Probablemente estas represalias serán aquellas que planeó el propio Imad, que tenía preparada una espectacular variedad de ataques", afirmó.

Temas

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Reloj España
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad