Menú

El Parlamento australiano concederá más poderes a la Policía para frenar el brote de violencia racial

El primer ministro de Nueva Gales del Sur, estado australiano cuya capital es Sudney, Morris Iemma, anunció que los miembros del Parlamento acordaron conceder más poderes a la Policía para que pueda actuar ante los actos de violencia racial que se han registrado en la ciudad en los últimos dos días.

LD (EFE) En una declaración oficial, Morris Iemma, primer ministro de Nueva Gales del Sur, ha informado de que el Parlamento, que se encuentra suspendido por descanso veraniego y navideño, celebrará una sesión especial el jueves para aprobar una nueva legislación que dará más poderes a la Policía para hacer frente a los actos de violencia racial que han tenido lugar en los últimos dos días.
 
Morris Iemma, dijo que la nueva regulación permitirá a los agentes cerrar ciertas zonas al público así como el registro de sospechosos y la confiscación de vehículos. Bajo las nuevas ordenanzas las penas por delitos relacionados con los disturbios aumentarán de cinco hasta quince años de cárcel y la Policía podrá prohibir temporalmente el consumo de alcohol y cerrar locales públicos.
 
Grupos de jóvenes procedentes de Oriente Medio y grupos de "surferos" se enfrentaron las dos últimas noches en Sydney, causando varios heridos y destruyendo coches, ventanas y mobiliario público.
 
La violencia se inició el domingo, cuando unas cinco mil personas, muchas en estado de embriaguez y envueltas en banderas australianas, fueron convocadas a través de textos "sms" en la playa de Cronulla, donde dos socorristas habían sido atacados la semana pasada por, según los manifestantes, personas de origen libanés.
 
Según la Policía, los altercados más violentos se registraron la noche de este lunesen los barrios de Caringbah y Cronulla, cuando más de 25 coches con jóvenes de apariencia árabe se presentaron en la zona en represalia a los actos violentos y racistas del domingo.

Temas

0
comentarios