Menú

El Polisario aplaude el informe de la ONU sobre las violaciones de los derechos humanos en el Sahara

El último informe presentado por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, describe, como nunca antes lo había hecho, las violaciones de los derechos humanos en el Sahara Occidental por parte de Marruecos. El documento fue recibido con alivio por el Frente Polisario después del "previsible" respaldo que el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, dio en el Parlamento alaui al plan de autonomía elaborado por Rabat. Representantes del Polisario han reaccionado y acusan al mandatario galo de actuar con irresponsabilidad reforzando la intransigencia del rey Mohamed VI.

0
El último informe presentado por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, describe, como nunca antes lo había hecho, las violaciones de los derechos humanos en el Sahara Occidental por parte de Marruecos. El documento fue recibido con alivio por el Frente Polisario después del "previsible" respaldo que el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, dio en el Parlamento alaui al plan de autonomía elaborado por Rabat. Representantes del Polisario han reaccionado y acusan al mandatario galo de actuar con irresponsabilidad reforzando la intransigencia del rey Mohamed VI.
"
LD (Beatriz Mesa) Las torturas contra la comunidad saharaui dejan de ser un asunto dormido y comienzan a restar espacio en la agenda de las Naciones Unidas. Al menos es lo que se desprende del último informe del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon,  que describe, como nunca antes había hecho, las violaciones de los derechos humanos en el Sahara Occidental por parte de Marruecos. El diplomático surcoreano hace especial hincapié en las revueltas que se vivieron el pasado mes de mayo durante una manifestación de estudiantes saharauis a favor del derecho a la autodeterminación y que fue duramente reprimida por parte de las autoridades marroquíes. 
 
"Quisiera reiterar que, aunque la MINURSO no tiene atribuciones ni recursos para ocuparse de esta cuestión, Naciones Unidas siguen decididas a que se respeten las normas internacionales de derechos humanos", recomienda Ban Ki-moon en el informe que ya presentó ante el Consejo de Seguridad para que sea estudiado y luego de lugar a una resolución. "Es la primera vez que el Secretario General de la ONU emite un mensaje explicando con tanto detalle y precisión los acontecimientos atroces que se están produciendo en los territorios ocupados", apostilló Mohamed Hadad, miembro de la delegación oficial del Frente Polisario en las conversaciones auspiciadas por la ONU.
 
El brazo político de la República Árabe Saharaui Democrática ha recibido con alivio la publicación de Ban Ki-moon, después del respaldo, aunque previsible, que el presidente francés, Nicolás Sarkozy, dio al plan de autonomía marroquí "ignorando cada una de las resoluciones de la ONU", denunció el Polisario mediante un comunicado este miércoles.
 
La defensa expresa de Sarkozy a las tesis marroquíes supone además un escollo en la puesta en marcha de la tercera ronda de contactos prevista entre las partes para la segunda semana de noviembre en Ginebra, la capital suiza. "Si la negociación cuesta sacarla adelante como consecuencia de los obstáculos marroquíes, ahora con el apoyo de Sarkozy, llamémosle metedura de pata, todo se complica", aseguró el embajador de la RASD en España, Brahim Gali.
 
A su juicio, la postura francesa, como miembro permanente del Consejo de Seguridad, es irresponsable porque lo único que ha logrado es reforzar aún más si cabe la intransigencia de Mohamed VI, obcecado en mantener una ocupación que viola la legalidad internacional. No obstante, las inoportunas declaraciones del presidente francés en vísperas de la reanudación de los contactos entre las partes implicadas,  poco difieren de sus antecesores que siempre se han mantenido al lado de su principal socio comercial, a quien no interesa encolerizar con una postura objetiva en el asunto del Sahara Occidental.
 
Los actores, Francia y España, cada vez más distantes de una solución que pase por el respeto a la libre determinación de los saharauis y la comunidad internacional, mientras tanto, dilatando un problema político, que está lesionando el desarrollo de la Unión Magrebí,  actualmente bloqueado. "Pese a estos más de treinta años de conflicto, el pueblo saharaui persevera con la esperanza de que el secretario general de las Naciones Unidas emplee la mano dura y obligue al país alauí respetar las resoluciones", aseguraron fuentes del Polisario desde Madrid.
 
Y es que desde que comenzara el conflicto en 1974, Marruecos no ha hecho ningún esfuerzo por respetar la legalidad empezando con la invasión. Tampoco, 32 años después, de que se aprobara una resolución, la  1754, que exige negociaciones directas sin condiciones previas para resolver el contencioso justamente. La delegación marroquí ha hecho caso omiso y se ha dirigido a las mesas de negociación para debatir sólo y exclusivamente su propuesta de autonomía bajo una soberanía alauí, ignorando por tanto la otra parte que plantea el referéndum a la autodeterminación como establece el derecho internacional.

Temas

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios