Menú

El Polisario considera una farsa de la ONU la tercera ronda de conversaciones con Marruecos

Dirigentes del Polisario consideran que la propuesta del enviado de la ONU al Sahara Occidental, Peter Van Walsum, para celebrar una tercera ronda de conversaciones con Marruecos, es una farsa mientras que el organismo multilateral continúe mostrándose condescendiente ante las pretensiones de Rabat de negociar la solución del conflicto sobre una única premisa: la autonomía. Los independentistas saharahuis adelantan que las autoridades de Rabat están tratando de "dilatar el proceso de negociación hasta desembarazarse de él" y "tachar a los saharauis de maximalistas".

0
"
LD (Beatriz Mesa) Menos de dos meses para la celebración de la tercera ronda de negociaciones entre Marruecos y el Frente Polisario en la ciudad europea de Ginebra. Es la propuesta que ha hecho el enviado especial de las Naciones Unidas, Peter Van Walsum, a las dos partes implicadas en el conflicto del Sahara Occidental sobre el que pesa otra docena de encuentros entre los principales actores, que al final sólo han servido para avivar aún más si cabe el sufrimiento de las víctimas del exilio y de la ocupación.
 
Según fuentes del Polisario, el llamamiento a una vuelta a la negociación es una farsa de la ONU mientras continúe mostrándose condescendiente ante las pretensiones marroquíes de negociar sobre una única premisa: la autonomía. Consideran, además, que el proceso de diálogo acabará truncándose por parte de Rabat porque no tiene ninguna intención de contemplar otras salidas al contencioso que no sea su plan de autonomía para los saharauis.
 
Que Marruecos ha perdido el falso entusiasmo de sentarse a negociar con el Polisario para buscar una salida al enquistado conflicto es una realidad; que Marruecos lejos de encontrar acuerdos consensuados con la otra parte implicada, se empeña en conducir al pueblo saharaui- violando el derecho internacional- sólo y exclusivamente hacia la autonomía es también otra realidad y que ahora el país alauí pelea por romper los contactos con los saharauis y pretende responsabilizar de esa ruptura al brazo político de la República Árabe Saharaui Democrática está siendo ya una realidad.
 
Lo anterior lo asegura el representante del Polisario ante las Naciones Unidas, Ahmed Bujari, para quien la delegación marroquí ha hecho lo imposible por desmentir los "Acuerdos de Houston" en los que se selló el compromiso de respetar el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui. Según Bujari, "dilatar el proceso de negociación hasta desembarazarse de él y tachar a los saharauis de maximalistas" es lo que hará en los próximos meses la representación marroquí.
 
Tampoco hay lugar para la esperanza, explica además el representante del Polisario en España, Brahim Gali, en unas conversaciones a las que acude la delegación marroquí sin margen de maniobra y con el mensaje del Rey bajo el brazo quien en su último discurso sólo se movió en términos de autonomía para "los países del sur". Esta opción también se contempla desde las filas del Polisario pero sin perder de vista la alternativa de la independencia. "Oponerse a esto sería atentar contra la lógica y razón, y por eso la ONU debería presionar, y mediar ante la postura intransigente marroquí que sólo busca apropiarse de los territorios sin que antes lo hayan decidido sus verdaderos dueños, apunta Gali.
 
Campaña diplomática
 
Rabat dará marcha atrás en este proceso de diálogo, pero antes procurará convencer a Madrid, París y Washington de que su plan de someter a consulta popular un "Estado de Autonomía" es la dirección correcta. Claro que la estrategia marroquí chocará contra el bloque de cemento que constituye  la última resolución de la ONU 1774 y que impide a los  marroquíes hacer realidad el sueño de la ocupación. Tampoco conseguirán ganarse a los estadounidenses, aseguran otras fuentes del Polisario, vendiendo a la opinión pública que el terrorismo está penetrando entre los saharauis desarraigados. "El Polisario no está en ninguna lista negra para los EEUU, consciente además de que este fenómeno no viene del desierto, sino de lo urbano".
 
La campaña diplomática del régimen alauita contra la comunidad saharaui se apoya incluso en los medios de comunicación, como el Aujourd’ hui, próximo al Gobierno, que este martes abre a toda página con la noticia de la reunión mantenida el pasado viernes entre el Ministro de Asuntos Exteriores de la RASD y su homólogo en España, Miguel Ángel Moratinos. Afirma este periódico que el Polisario ha cambiado su posición y se alinea a la iniciativa marroquí. "Se trata de una tergiversación completa de la realidad", indica uno de los presentes en esa reunión. "Nuestra posición es la misma de siempre, el respeto a que los saharauis elijan su propio futuro, aquí la única postura que ha cambiado es la del gobierno español", añade.
 
El Polisario está cansado de los falsos testimonios del ejecutivo sobre el respeto a la autodeterminación y exige hechos. Para el también embajador de la República saharaui en España, Brahim Gali, la postura del Ejecutivo de Zapatero sigue siendo promarroquí y eso no va a cambiar hasta que no se implique con sinceridad en las negociaciones y condenen las atrocidades humanas que se están cometiendo en los territorios ocupados.

Temas

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco