Menú

El Polisario lamenta que el Gobierno español haya aceptado el "chantaje" de Marruecos en la cuestión del Sáhara

El delegado en Madrid del Frente Polisario, Abdullah Arabi, se ha mostrado muy crítico con el gobierno de Zapatero por su apoyo al plan de Marruecos para blindar su soberanía en el Sáhara Occidental. En una entrevista en los informativos de Libertad Digital Televisión, Arabi ha recordado que Marruecos siempre ha utilizado este tema como un "chantaje" en política exterior y criticó que por primera vez un gobierno español haya aceptado utilizar al pueblo saharaui como "moneda de cambio".

0
Abdullah Arabi, delegado del Frente Polisario en M
(Libertad Digital) El director de informativos de Libertad Digital Televisión, Dieter Brandau, entrevistó este martes al delegado del Frente Polisario en Madrid, Abdullah Arabi. Al recordarle que el gobierno español se defiende de la críticas a su política en el Sáhara Occidental aduciendo el envío de ayuda humanitaria a los campamentos de refugiados saharauis, Arabi no pudo ser más gráfico: "Eso es como alimentar al cordero para degollarlo".
 
El delegado del Polisario explicó que agradecen la ayuda porque es necesaria ya que la situación en los campos "es de catástrofe", pero remarcó que "la solución al conflicto es política". Arabi dejó claro que  "nadie discute que con Marruecos haya que tener política de buena vecindad" pero consideró que esa "buena vecindad" hay que utilizarla para presionar a Marruecos, y no al revés. Lo que "no se puede decir", en su opinión, es "que se incrementa la ayuda humanitaria y como contrapartida se respaldan las tesis marroquíes".
 
En este sentido, recordó que "a nivel de la ONU, España sigue siendo fundamental para que concluya este proceso de descolonización". Arabí hizo hincapié en que "Marruecos siempre ha utilizado el tema del Sáhara como moneda de cambio en política internacional, y ahora España lo ha aceptado". Recordó que el Polisario desde "el momento" que se le ofreció "la solución pacifica, la aceptó". Sin embargo, lamentó que "después de 16 años esperando por el referéndum y trabajando por la vía pacifica" el Gobierno español no reconozca su "esfuerzo" y apueste por Marruecos.
 
Arabi subrayó que "la causa sahraui cuenta con un consenso amplio" en la sociedad española por dos razones fundamentales: En primer lugar por "la responsabilidad de España" con su ex colonia, y, en segundo lugar, porque los españoles "han visto que hay un pueblo pacifico, democrático, en un entorno de radicalismo, donde, por ejemplo, la mujer tiene un papel respetable". Insistió en que "el tema del Sáhara Occidental es de descolonización" y que la única solución justa es el referéndum de autodeterminación. "Nos asiste el derecho internacional, nos asiste la justicia, y todo el que nos apoye está apoyando eso, y el que no, lo contrario", señaló Arabi.
 
En cuanto a las llamadas del Gobierno español a negociar, Arabi se preguntó qué hay que negociar. "Nosotros no vamos a renunciar a nuestra soberanía, lo que no podemos es claudicar y aceptar una solución injusta impuesta por Marruecos y apoyada por el Gobierno español", añadió. También advirtió que "en el despacho del Rey de Marruecos hay un mapa de Marruecos con las Islas Canarias" –el mismo con el que se fotografió Zapatero durante una visita a Rabat.
 
Por último, reiteró que "cualquier solución que no contemple la libre determinación del pueblo saharaui está condenada al fracaso" e hizo un llamamiento a la participación en la manifestación en defensa de los derechos del pueblo saharaui, que este sábado día 21 a las 12 del mediodía transcurrirá entre la madrileña calle de Atocha y la sede del Ministerio de Exteriores.

Temas

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco