Menú

El primer día de Evo Morales en España: Nacionalizará recursos y Zapatero condonará la deuda

Tras la reunión con Zapatero, Evo Morales compareció en rueda de prensa para recordar que nacionalizará los recursos de Bolivia. Lo dijo claro: "queremos socios, no patrones; los recursos son del pueblo". Anunció también que el presidente se comprometió a "condonar gran parte de la deuda de mi país con España por educación". Horas antes, el Grupo Prisa, especializado en educación a través de la Editorial Santillana, y Repsol formaron parte de las empresas que se entrevistaron con el boliviano. Fernando Moraleda, que explicó la postura de Zapatero, no fue capaz de informar sobre el montante de la deuda.

0
Tras la reunión con Zapatero, Evo Morales compareció en rueda de prensa para recordar que nacionalizará los recursos de Bolivia. Lo dijo claro: "queremos socios, no patrones; los recursos son del pueblo". Anunció también que el presidente se comprometió a "condonar gran parte de la deuda de mi país con España por educación". Horas antes, el Grupo Prisa, especializado en educación a través de la Editorial Santillana, y Repsol formaron parte de las empresas que se entrevistaron con el boliviano. Fernando Moraleda, que explicó la postura de Zapatero, no fue capaz de informar sobre el montante de la deuda.
Evo Morales y Zapatero. EFE.
(Libertad Digital) "Por horario el presidente Morales puede estar tiempo muy limitado. 20 minutos como hora límite". Así comenzó Fernando Moraleda la presentación de Evo Morales tras la reunión mantenida con Zapatero. La razón de tanta prisa es que el siguiente acto en la agenda del boliviano era una audiencia con el Rey en La Zarzuela.
 
Hablando en tercera persona, Morales agradeció a los periodistas, su "primera experiencia como presidente electo, mi primera cita en la gira". Según Morales, tras las elecciones "se ratifica la vocación democrática de Bolivia de cambiar el modelo económico con voto, no con bala". Agradeció también "el apoyo del presidente Rodríguez Zapatero, muy sensible con temas sociales" y "con el movimiento indígena". Para Evo Morales, sin resolver este problema de los indígenas "no se solucionan los demás". Aclaro que "eso no significa que Evo sólo gobernará para los indígenas".
 
En el terreno de las inversiones extranjeras, Morales fue claro: "queremos socios no patrones". Necesitamos, añadió el boliviano, "socios de empresarios privados extranjeros pero no dueños de nuestros recursos naturales". En este sentido dijo estar "contento con el contacto con la CEOE". Tras ello anunció la promesa del presidente del Gobierno: "condonará la mayor parte de la deuda de mi país con España, es un gran aliento para mí. Una condonación sobre todo en relación al tema educativo". Mencionó también que Zapatero le prometió "asesoramiento en tema de riego porque tenemos agricultura sin riego, que es muy raro".
 
En el encuentro con la CEOE estuvieron presentes empresas de distintos sectores como , Iberdrola, Indra, Isofotón, Red Eléctrica de España, Repsol, Sercove (Asociación de fabricantes de bienes de equipo), Tecniberia, Telefónica, Unión Española de Explosivos y BBVA. Con intereses en materia educativa, que a tenor de lo anunciado por Morales fue una de las cuestiones principales, sólo estuvo presente el Grupo PRISA, propietaria de la editora de libros de texto Santillana.
 
Otro de los agradecimientos a Zapatero es que, para Evo Morales, el presidente español "me abre las puertas para entrar en Europa". Pidió que España sea "un aliado como mediador con Gobiernos y organismos internacionales. Nunca había pensado en mi vida estar en estos niveles de seguimiento, todavía no pienso –insistió– que soy el presidente electo". Morales dijo que su idea política "nace del sector más abandonado, odiado, condenados al exterminio" en referencia al movimiento indígena. "Tenemos derechos y deberes, y entre nuestros derechos está el de gobernarnos y resolver nosotros mismos nuestros problemas".
 
Preguntado por sus intenciones de nacionalizar Repsol, Evo Morales dijo que la petrolera española le ha manifestado su intención de invertir en industrialización, pero "mi gobierno va a ejercer el derecho de autonomía y de propiedad sobre sus recursos naturales. Vamos a nacionalizar. No a expulsar, ni a confiscar, ni a expropiar. Si las empresas no cumplen la ley, no pagan sus impuestos tomaremos medidas radicales, pero respetaremos las empresas respetuosas con las normas bolivianas". "La inversión pública y privada extranjera es importante y se va a proteger en el marco de las normas bolivianas. Necesitamos socios, no patrones", concluyó.  

Sólo habló de antiimperialismo con "el falso Zapatero"

En respuesta a una pregunta sobre si había hablado con Zapatero de la alianza antiimperialista que impulsada por Chávez y Castro, Morales se refirió a la broma de la cadena COPE. "Acá no hablamos de antiimperialismo, excepto por teléfono con el falso zapatero, ustedes lo escucharon me sorprendió en todo caso". A pesar del revuelo diplomático organizado por el Gobierno español después de la broma, Morales se refirió a la misma sonriente y en un tono amable.
 
En este sentido dijo que "algunos países pueden hacer buena letra con EEUU y otros no, respeto mucho al Gobierno español". No perdió la ocasión de elogiar a sus aliados Castro y Chávez. "También respeto mucho los temas sociales, en educación y sanidad del Gobierno de Cuba o al Gobierno venezolano que ejerce el derecho de propiedad sobre los recursos petroleros".
 
También hubo oportunidad en la rueda de prensa de conocer cual es la inspiración ideológica del líder cocalero. Morales dijo que "la única diferencia que tengo con el Che Guevara es que él utilizó las armas y yo los votos" y subrayó que por lo demás "comparto todo el pensamiento del Che Guevara".
 
El presidente electo confirmo que invitó al presidente Zapatero "personalmente" a su toma de posesión "sin embargo hay una estructura del gobierno español, y me garantizó que va a ir el Príncipe".  Morales anunció en todo caso que Zapatero "si me comprometió que va estar en Bolivia" aunque no se concretó la fecha. Además el indigenista consideró que  "cualquier charla con Zapatero es una gran lección".
 
Moraleda no puede informar sobre la cuantía de la deuda
 
En comparecencia posterior, el secretario de estado de Comunicación, Fernando Moraleda, expresó la "satisfacción del gobierno español" por la visita es que "demuestra que las autoridades de Bolivia dan una especial importancia a España" y destacó la frase de Morales que dijo que era "la visita de entrada a Europa".
 
Moraleda confirmó lo ya anunciado por el presidente electo boliviano: "El presidente Zapatero se ha comprometido a condonar la mayor parte de la deuda por educación" y dijo que demuestra "el apoyo de España para con respecto a la deuda que tiene contraída con España" los países latinoamericanos. Lo que enmarcó en "la lucha por la alfabetización". Preguntado por la cuantía de esta deuda, Moraleda respondió que no lo sabía y que próximamente se realizará una evaluación para cuantificarla. La deuda se aproxima a los 120 millones de euros.
 
En cuanto a la situación de las empresas españolas en Bolivia con el nuevo Gobierno, Moraleda dijo que el Ejecutivo español está "plenamente convencido de que serán compatibles los intereses de las empresas españolas con los proyectos del nuevo gobierno boliviano y el necesario desarrollo económico de Bolivia". El secretario de Estado consideró que es "lógico que el Estado recaude impuestos derivados de la actividad empresarial que se desarrolla" pero que el Gobierno "no va a renunciar a la defensa de los intereses de las empresas españolas en el extranjero".

Temas

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation