Menú

Juzgarán por genocidio contra indígenas peruanos a los líderes del grupo terrorista Sendero Luminoso

El tribunal peruano que juzga al líder del grupo terrorista Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, y otros once de sus "lugartenientes", ha decido que los acusados enfrenten cargos de genocidio contra la comunidad indígena ashaninka. Según cálculos de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación, esa etnia que habita la selva central quedó diezmada en un diez por ciento por la violencia desatada entre 1980 y 2000 en Perú. Hasta cuarenta de sus aldeas desaparecieron.

0
El tribunal peruano que juzga al líder del grupo terrorista Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, y otros once de sus "lugartenientes", ha decido que los acusados enfrenten cargos de genocidio contra la comunidad indígena ashaninka. Según cálculos de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación, esa etnia que habita la selva central quedó diezmada en un diez por ciento por la violencia desatada entre 1980 y 2000 en Perú. Hasta cuarenta de sus aldeas desaparecieron.
El líder terrorista Abimael Guzmán.
LD (EFE) En la segunda sesión del juicio que se sigue contra doce líderes de Sendero Luminoso -entre ellos Abimael Guzmán-, los magistrados decidieron aceptar como "testigo técnico" a la psicóloga Lilia Villapolo, experta que elaboró un informe sobre las secuelas que dejó entre la comunidad indígena de ashaninkas la violencia de ese grupo terroristas entre 1980 y 2000. Los acusados deberán ahora enfrentar cargos por genocidio.
 
El documento de Villapolo forma parte del informe final de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación, concluido en agosto de 2003 tras dos años de pesquisas en la selva central de Junín, donde los "senderistas" secuestraron y reclutaron de forma forzosa a los indefensos indígenas. Según la CVR, de 55.000 ashaninkas que habitaban aquellos años la selva central unos seis mil fueron exterminados; cerca de diez mil fueron desplazados de forma forzosa y otros cinco mil fueron hechos cautivos. Además considera que durante los años del conflicto armado desaparecieron entre treinta y cuarenta comunidades ashaninkas.
 
En la segunda vista del proceso contra los dirigentes de Sendero Luminoso, acusados de terrorismo en agravio del Estado y homicidio calificado, abundaron los pedidos de la Fiscalía y de la Procuraduría para incluir los testigos de cargo contra los "senderistas". Finalmente, la sala aceptó la participación de 17 testigos, pese a que tanto el abogado defensor de Guzmán, Manuel Fajardo, como la "senderista" Martha Huatay, quien ejerce su propia defensa, desestimaron todos los testigos presentados por el Ministerio Público.
 
El Tribunal Antiterrorista que dirige Pablo Talavera decidió aceptar, además de a Lilia Villapolo, a los testigos de la matanza de Lucanamarca, donde murieron 69 campesinos a golpe de machetes, entre ellos veinte niños, y de los policías que revisaron los documentos encontrados tras la captura de Guzmán en septiembre de 1992. Asimismo, aceptó que Rafael Merino Bartet, ex "brazo derecho" del antiguo jefe del espionaje peruano Vladimiro Montesinos, se presente como testigo de la negociación entre el gobierno de Alberto Fujimori (1990-2000) y Guzmán, que desembocó en un acuerdo de paz en 1993.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation