Menú

La española herida en los atentados de Egipto se encuentra "estable" tras ser intervenida en Madrid

Ana María Sánchez, una de las cuatro personas españolas que fueron heridas el pasado sábado en los atentados de Egipto, se encuentra "estable", tras la intervención quirúrgica a la que se sometió para extraerle la metralla que se le incrustó en el abdomen y que le perforó el intestino. Ella había sido trasladada a Madrid el mismo lunes por la mañana junto con Tomás Fraga, otro de los heridos

0
Ana María Sánchez, una de las cuatro personas españolas que fueron heridas el pasado sábado en los atentados de Egipto, se encuentra "estable", tras la intervención quirúrgica a la que se sometió para extraerle la metralla que se le incrustó en el abdomen y que le perforó el intestino. Ella había sido trasladada a Madrid el mismo lunes por la mañana junto con Tomás Fraga, otro de los heridos
Ana María Sánchez, a su llegada al hospital.
L D (EFE) El hermano de la herida comentó que fue ingresada en la madrileña clínica La Luz tras aterrizar procedente de Egipto en un avión-ambulancia que aterrizó en Barajas sobre las 11.18 horas. La joven, de 23 años y natural de Munera (Albacete), se encuentra "estable" y "todo está bien de momento, si no surge ninguna complicación de infecciones", aunque "muy dolorida porque la herida en el abdomen duele", explicó su hermano.
A pesar de que Ana María "cuenta poco, porque está sedada", de lo que le tocó vivir en Egipto, José Sánchez relató a Efe que "tras la primera explosión salieron corriendo a ayudar y a ver qué había pasado; entonces, seguidamente, hubo otra explosión mayor que fue la que pilló a más gente, y a ella se le incrustó un trozo de metralla en el abdomen y le perforó el intestino". Su familia está "contenta" y agradece la atención que la joven ha tenido en Egipto, donde trabajaba como ingeniero de Unión Fenosa en su planta de gas.

"Los médicos hicieron su trabajo y la operación salió bien" aunque "nosotros no sabíamos bien lo que pasaba, en un sitio donde no te entiendes y los hospitales no son como aquí, por lo que estás un poco en la incertidumbre de si todo va bien o no", reconoció. José Sánchez también tuvo palabras de agradecimiento para la empresa española al "darnos apoyo y lo que nos ha hecho falta. El vuelo ha llegado rápido y el avión era cómodo. Era lo que queríamos y nos lo pusieron enseguida", dijo. Su familia aún no sabe cuándo recibirá el alta médica.
 
El otro herido que ya está en nuestro país, Tomás Fraga, llegó a las 13.38 horas en un avión-ambulancia procedente de El Cairo que hizo una escala en Baden-Bad (Alemania), y fue recibido a pie de avión por el subsecretario del Ministerio de Asuntos Exteriores, Luis Calvo, antes de ser trasladado en una ambulancia a un hospital madrileño. Su situación es estable, depués de que tuviera que ser operado en El Cairo con quemaduras en la cara, y evoluciona favorablemente.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios