Menú

Persiguiendo a Gadafi: Garzón se lleva a La Haya a su fiscal preferida

La fiscal Dolores Delgado viajará este mismo mes al TPI para investigar junto a Garzón el régimen del dictador libio, Muamar al Gadafi.

Volverán a trabajar codo con codo y esta vez el escenario no será la Audiencia Nacional sino el Tribunal Penal Internacional (TPI). La fiscal Dolores Delgado y el juez Baltasar Garzón formarán parte del equipo que investigará al régimen libio de Muamar el Gadafi por presuntos crímenes de guerra en La Haya.

Delgado, que coordina los casos sobre terrorismo islamista en la Audiencia Nacional y está considerada una experta en justicia universal, se ocupará en los próximos meses de dirigir el conjunto de pesquisas contra Gadafi ya que actuará como abogado en la acusación contra el dictador libio.

Mientras tanto, el juez español se ocupará de decidir la estrategia a seguir en las indagaciones sobre el dictador. De esta forma, se repite la imagen vivida durante muchos años en el edificio de la madrileña calle Génova: fiscal y magistrado juntos.

Su amistad viene de largo y prueba de ello es que Dolores Delgado no ha dudado nunca en defender públicamente a su amigo Garzón llegando a criticar la "escasa objetividad" que tienen los medios de comunicación a la hora de informar sobre el magistrado y recordando que lo "importante" es lo que el juez ha "hecho" y "no lo que es" Actualmente, el instructor se encuentra fuera de la Audiencia Nacional por tener tres causas abiertas en el Tribunal Supremo. En todas ellas se les acusa de un delito de prevaricación, es decir, de dictar resoluciones injustas a sabiendas de que lo son.

Ambos ha participado en multitud de conferencias y seminarios juntos en los últimos años. Un ejemplo de ello fue el coloquio que protagonizó Garzón en la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid en enero de 2010 y donde Delgado le acompañó debido a su amistad en la posterior mesa redonda. Otro ejemplo: en diciembre de 2009 ambos publicaron un artículo conjunto El País dedicado al terrorismo internacional ya que la pasión que comparten es la jurisdicción universal.

Ahora, el fiscal general del TPI Luis Moreno-Ocampo se ha puesto en contacto telefónico con el Fiscal General del Estado, Cándido Conde Pumpido, para que sea esta fiscal de la Audiencia la que viaje en comisión de servicios al tribunal de La Haya y asesore durante tres meses en el curso de las indagaciones sobre los hechos violentos desatados en Libia el pasado 15 de febrero. Delgado dice estar "muy orgullosa y muy emocionada" con esta decisión, informa Efe.

Por su parte, este martes Moreno- Ocampo se ha mostrado en la Audiencia Nacional "muy agradecido" a la Fiscalía General del Estado por la "cooperación" prestada cediendo a Delgado y ha señalado que el TPI necesitaba "armar un equipo nuevo para seguir este caso" en el que la española aportará su experiencia en investigaciones en crimen organizado y su capacidad para "armar un rompecabezas".

La fiscal Delgado fue la encargada de llevar la acusación contra el exmilitar argentino Adolfo Francisco Scilingo, que fue condenado a 1.084 años de cárcel por delitos de lesa humanidad, detención ilegal y torturas cometidos durante la dictadura argentina (1976-1983) por su participación en los llamados "vuelos de la muerte" y en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA). En esa investigación, la fiscal ya trabajó junto al juez Garzón, con el que ahora trabajará de nuevo para investigar al régimen de Gadafi.

Temas

En Internacional

    0
    comentarios
    Acceda a los 13 comentarios guardados

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro