Menú

La ONU no participará en el proceso político de Irak si no finaliza la ocupación militar

Las Naciones Unidas no están dispuestas a participar en el proceso político de Irak en la fase actual, si las fuerzas de la coalición no ponen formalmente punto y final a la ocupación militar, según una fuente oficial de la ONU. EEUU ha propuesto no trasladar la soberanía hasta que no esté redactada la Constitución y celebrado elecciones.

0
L D (EFE) El secretario general, Kofi Annan, quiere que se establezca un gobierno provisional de inmediato que asuma la soberanía y que sea este órgano el encargado de pedir ayuda militar y financiera para la reconstrucción de Irak, dijo la fuente, que pidió el anonimato.

Frente a esta postura, EEUU propone en su último proyecto de resolución que la soberanía se transfiera una vez se haya redactado la Constitución y se hayan celebrado elecciones democráticas libres, postura que Annan rechaza porque se demoraría al menos dos años. El funcionario de la ONU aclaró a los periodistas la postura de Annan respeto al proyecto de resolución presentado por EEUU.

Según el representante de la ONU, Annan aboga por "una inversión de la secuencia en el proceso político, en el que se acelere en lo posible el traspaso de soberanía a un gobierno provisional". "Teniendo en cuenta que la resolución 1483 da el poder y control de Irak a la Autoridad Provisional de la Coalición (EEUU y Gran Bretaña), a la ONU no se le debería conceder un papel mayor en estos momentos del proceso", señaló.

Ventajas de un gobierno provisional, según Annan

La transferencia inmediata de poder antes de la redacción y aprobación de una Constitución y del proceso electoral, como propone Annan, ofrece unas ventajas que podrían ayudar a cambiar la dinámica sobre el terreno, dijo el funcionario de la ONU. En primer lugar, mencionó, el establecimiento de un gobierno provisional representaría "formalmente el final de la ocupación militar", lo que podría tener consecuencias positivas para la seguridad en el país. En este sentido, indicó, que el administrador civil estadounidenses en Irak, Paul Bremer, podría convertirse en el nuevo embajador de EEUU en el país árabe.

Anotó también que este gobierno provisional, que sería al estilo del que existe en Afganistán, permitiría cambiar la percepción de vacío de poder entre los iraquíes, en contraposición a un Consejo de gobierno iraquí nombrado por las fuerzas ocupantes. Para ello, precisó, debería ser "inclusivo", e incorporar en él "elementos políticos" que ahora están fuera del proceso político, como los miembros del Partido Baaz de Sadam Husseim o líderes religiosos que han sido marginados.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios