Menú

La ONU prepara la instauración de un gobierno de transición de Naciones Unidas en Irak

Un plan secreto para instaurar un sistema de Gobierno que facilite la transición democrática iraquí ha sido elaborado por la ONU. La administración, a cargo de Naciones Unidas, estaría funcionando varios meses después de la guerra. El objetivo será llevar a Irak a un autogobierno tal y como sucedió en Afganistán.

0
LD (Agencias) Las Naciones Unidas han preparado un plan para el establecimiento de una nueva administración en Irak y la reconstrucción del país en caso de que haya una guerra. El plan, preparado por un grupo de trabajo integrado por seis personas a petición de la vicesecretaria general de la ONU, Louise Frechette, y publicado este miércoles por la prensa británica, se inspira en el esquema que se aplicó en Afganistán.

El texto, de unas sesenta páginas, subraya que la ONU no tiene capacidad para asumir la responsabilidad de administrar Irak y que la mejor opción es crear una misión de asistencia que ayude a establecer un nuevo gobierno. El proyecto, preparado en secreto, calcula la entrada de la ONU en Irak tres meses después de que termine el posible enfrentamiento y propone el nombramiento cuanto antes de un alto funcionario para coordinar la estrategia, que después del conflicto se convertiría en representante especial de la ONU en el país árabe.

Además, prevé que la misión facilite el diálogo político y ayuda a alcanzar el consenso, pero deja a los iraquíes que decidan su propia estructura de gobierno. Los planes de la ONU van paralelos a los que elabora el gobierno estadounidense, que prevé tomar el control de Irak inmediatamente después de una guerra y prepara la composición de un futuro gobierno. Detalles del plan se han filtrado después de que Frechette, quien encabeza los esfuerzos de planificación para después de la crisis en Irak, se entrevistara el lunes en Nueva York con el general retirado estadounidense Jay M. Garner, quien dirige una oficina de reciente creación en EEUU para preparar la administración interina en Irak.

Desde hace días, en las Naciones Unidas se especula sobre cuál será el papel de la organización si el gobierno de Washington no logra que la ONU apruebe una intervención armada contra Irak, al que acusa de conservar armas de destrucción masiva y de no cooperar como se ha exigido para un desarme pacífico. Bagdad niega disponer de armamento prohibido y, en los últimos días, ha mostrado una mayor cooperación con los inspectores que verifican el desarme, lo que hace más difícil que haya consenso en el Consejo de Seguridad para resolver la crisis. Cada vez aparece también como inevitable que la ONU se vea de alguna forma involucrada en la reconstrucción del país, si se llega a la guerra. Por ello, en los últimos meses, las agencias de Naciones Unidas han estado debatiendo, bajo la coordinación de la Secretaría, planes de contingencia para el caso de una guerra en Irak.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios