Menú

La pataleta de Insulza para seguir al frente de la OEA

Un editorial del Washington Post ha sido el detonante para que José Miguel Insulza arremeta contra EEUU por no haber anunciado aún su apoyo a su reelección al frente de la OEA. El chileno ve a los sectores más conservadores en su contra mientras pide a gritos el abierto apoyo de Chávez y Ortega.

0
José Miguel Insulza.

Aunque el actual secretario general optará a la reelección el próximo 24 de marzo, ya intenta que los países muestren abiertamente su continuidad al frente de una organización que en los últimos años ha estado más regida por los frentes ideológicos.

En los últimos meses, los que más han apoyado a Insulza han sido los países pertenecientes al ALBA, en especial después de un tiempo en el que el trabajo de la OEA ha estado centrado en buscar una solución en Honduras, por lo que llamaron desde un primer momento "golpe de Estado". Sin embargo, tal y como lo señalaron miembros del gobierno de Roberto Micheletti a Libertad Digital en su momento, a Honduras nunca se le llegó a escuchar e Insulza sólo buscó como interlocutor a Manuel Zelaya, el presidente que fue separado del cargo por sus irregularidades al frente de la presidencia.

The Washington Post señaló en su editorial del pasado 10 de febrero que Estados Unidos -un país que suministra el 60% del presupuesto del organismo- no debería apoyar a Insulza en su reelección ya que a pesar de la firma de la llamada "Carta Democrática" en 2001, desde hace cinco años (Insulza entró en 2005) "la OEA ha hecho poco para detener lo que ha sido una constante erosión de las elecciones libres, la prensa libre y la libertad de reunión en América Latina".

En concreto, el diario apuntó que "en el caso de los países donde la democracia ha sido sistemáticamente desmantelada por una nueva generación de líderes autoritarios, incluyendo Venezuela y Nicaragua, la OEA no ha actuado en absoluto" y señaló a Insulza como la "personalización de esta disfunción". Además, recuerda que el secretario general "ha atendido descaradamente a los líderes de la izquierda de la región" como por ejemplo, su apoyo al levantamiento de la prohibición a Cuba para formar parte de la OEA (al mismo tiempo que se expulsaba a Honduras) o su nula acción en contra de Chávez cuando éste inició su despiadada campaña contra la oposición y los medios libres.

En este último caso, Insulza explicó que la OEA "no puede involucrarse en cuestiones de orden interno de los Estados miembros" pero por otro lado dirigió todos sus esfuerzos por apoyar a Manuel Zelaya en Honduras, cuando todos los sectores civiles del país -Congreso, Poder Judicial, Constitucional y agrupaciones de empresarios- apoyaron la decisión de quitarle sus funciones al frente del país por sus constantes irregularidades para lograr ilegalmente una reelección con el mismo método que utilizaron otros presidentes del bolivariano grupo del ALBA.

Pataleta de Insulza como respuesta

La respuesta del actual secretario general no se hizo esperar. El chileno arremetió contra EEUU pese a que el editorial provenía de un medio de comunicación y dijo que "no me sorprende, no es una cosa que me llame la atención, esta campaña está en marcha hace ya varios meses" y agregó que los responsables de la misma "son los mismos que estaban detrás de la campaña fuerte que se realizó a favor de Roberto Micheletti en Honduras".

Según él, "se trata de sectores y lobbies que operan en relación a determinados temas de América Latina, Cuba, Venezuela u otros, que de alguna manera han decidido personificar esas frustraciones en mí" aunque a continuación detalló más sus acusaciones al señalar que "la mayor parte" de ellos pertenecen al sector republicano: "Esto no es nuevo. Yo gané la elección de la OEA en contra de esos grupos". Además de eso, dijo que los mismos países al que el diario acusó de apoyar -Venezuela y Nicaragua, por ejemplo- eran los únicos que no le habían apoyado aún. Una afirmación inexacta ya que hay varios que no han hablado sobre el asunto.

Los rumores apuntaban a Óscar Arias

Hay varios sectores que han lanzado el nombre de Óscar Arias para suceder a Insulza al frente de la OEA. De hecho, algunos rumores apuntaban que incluso EEUU estaría de acuerdo con la candidatura del ex presidente de Costa Rica, uno de los que se mostraron más activos para resolver la crisis en Honduras. Sin embargo, Arias fue uno de los primeros en hablar sobre el tema: "Alguien me sugirió que si quería ser secretario general de la OEA y le dije que no. Le di mi apoyo a Insulza".

Es muy posible que finalmente nadie se presente para optar por el cargo y que por lo tanto Insulza volverá a estar al frente de una organización que en los últimos años ha perdido credibilidad y prestigio. Los apoyos que ha recibido provienen de los países del Mercosur así como de Colombia, República Dominicana, Guatemala y otros países del Caribe. Brasil, también actor muy importante en la crisis de Honduras al darle protección a Manuel Zelaya, ha afirmado a través de su canciller Celso Amorim que apoyará a Insulza al tiempo que también mostró su rechazo a las críticas del diario estadounidense.

Poco después lo hizo Chile. Aunque se esperaba tal apoyo, existía una mínima duda sobre lo que podría anunciar Sebastián Piñera, un hombre que difiere claramente de las ideas socialistas de Insulza. El presidente electo de Chile declaró lo siguiente después de una reunión con su compatriota: "Quiero informar que he tomado la decisión que el futuro gobierno que asume nuestro país el 11 de marzo va apoyar con mucha decisión la reelección de José Miguel Insulza como secretario general de la OEA".

Un espaldarazo que podría significar su último escollo para optar a un nuevo periodo al frente de la organización panamericana.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 3 comentarios guardados

    Servicios