Menú

La Policía del Capitolio dice que no hay heridos ni detenidos tras el supuesto tiroteo

La Policía del Capitolio EEUU informó que no ha habido heridos en el tiroteo que presuntamente se produjo este viernes por la mañana en uno de los edificios del Congreso, ni tampoco se ha realizado ningún arresto todavía. "No hay informes de arrestos", dijo la sargento Kimberly Schneider, portavoz de la Policía en una rueda de prensa en las inmediaciones del edificio Rayburn, en cuyo garaje supuestamente se escucharon disparos. "No hemos identificado a nadie que pueda tener un arma", añadió. La cadena de televisión CNN informó de que dos mujeres dijeron a la policía que había un hombre armado en el gimnasio del edificio, pero podría tratarse de un agente vestido de paisano.

0
La Policía del Capitolio EEUU informó que no ha habido heridos en el tiroteo que presuntamente se produjo este viernes por la mañana en uno de los edificios del Congreso, ni tampoco se ha realizado ningún arresto todavía. "No hay informes de arrestos", dijo la sargento Kimberly Schneider, portavoz de la Policía en una rueda de prensa en las inmediaciones del edificio Rayburn, en cuyo garaje supuestamente se escucharon disparos. "No hemos identificado a nadie que pueda tener un arma", añadió. La cadena de televisión CNN informó de que dos mujeres dijeron a la policía que había un hombre armado en el gimnasio del edificio, pero podría tratarse de un agente vestido de paisano.
"
L D (EFE) Schneider señaló que agentes del FBI, del cuerpo de seguridad del Capitolio y otras agencias siguen con su registro del edificio. La sargento dijo que no hay informes de heridos. Una mujer fue evacuada del edificio en camilla, según testigos presenciales.

La Policía ordenó a todos los presentes en el edificio Rayburn a recluirse en las oficinas poco después de que se conociese el incidente, según una reportera de Efe que se encuentra en el edificio, donde se celebraba una conferencia de prensa sobre Inmigración. Los agentes aún no permite su salida del edificio, según la periodista. La alarma comenzó a las 10.30 de la mañana hora local, cuando la Policía del Capitolio recibió una llamada en la que una persona denunció haber oído disparos en el garaje del edificio Rayburn, que alberga oficinas de legisladores de la Cámara de Representantes.

Schneider afirmó que la Policía aún no ha podido confirmar que efectivamente se produjeron los disparos y desconoce la identidad de la persona que llamó. Aún así, la sargento dijo: "Estamos tratando esto como un asunto muy serio" y agregó que "es prematuro asumir que puede que no haya un hombre armado". El tiroteo se produjo supuestamente en el garaje del Rayburn, que tiene tres niveles en el subsuelo y cuyo acceso está restringido a personas con pases especiales. En el sótano del edificio también hay unas instalaciones de tiro al blanco que usan los policías del Capitolio para entrenarse.

La zona alrededor del Rayburn, en el centro de Washington, está acordonada por una fuerte presencia policial. El Capitolio, el edificio principal del Congreso donde se celebran los plenos, fue sellado inicialmente pero ha sido reabierto. Inmediatamente tras recibir la llamada de alerta, la Policía se comunicó con los legisladores y el personal del Rayburn para pedirles que evacuasen los pasillos y entrasen en las oficinas.

El legislador republicano Peter Hoekstra, que presidía una audiencia del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, interrumpió la sesión para pedir que se cerrasen las puertas. "Por favor quédense en la sala. Hay informes de que ha habido disparos en el edificio", dijo. Esto es, según la reportera de Efe, lo único de lo que se les ha informado hasta el momento a las personas que se encuentran dentro del edificio.

Según la cadena de televisión CNN, se trata de una medida habitual cuando se produce un incidente de este tipo porque permite a los agentes identificar a posibles sospechosos. Un anuncio difundido por el servicio interno de megafonía del Capitolio dijo que la policía investiga "el sonido de armas de fuego en el garaje del edificio Rayburn". Al mismo tiempo, las autoridades contactaron por aparatos móviles de internet con algunas de las personas que se encontraban en el edificio para avisarles de lo que ocurría. La seguridad en el Congreso, al igual que en todos las sedes oficiales del Gobierno de EEUU, se incrementó a raíz de los atentados del 11 de septiembre del 2001.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios