Menú

Las elecciones presidenciales egipcias tendrán más de un candidato por primera vez en la historia

La Asamblea del Pueblo (Parlamento) egipcio aprobó este martes la enmienda constitucional que permitirá, por primera vez en la historia de Egipto, la presentación de varios candidatos en las elecciones presidenciales del próximo septiembre. La enmienda será primero sometida a referéndum próximamente, sin que exista todavía fecha para ello. El presidente del Parlamento, Fathi Surur, dijo que la enmienda había sido aprobada por 405 votos favorables, dos abstenciones y un número –que no precisó– de diputados que presentaron su rechazo por escrito.

0
La Asamblea del Pueblo (Parlamento) egipcio aprobó este martes la enmienda constitucional que permitirá, por primera vez en la historia de Egipto, la presentación de varios candidatos en las elecciones presidenciales del próximo septiembre. La enmienda será primero sometida a referéndum próximamente, sin que exista todavía fecha para ello. El presidente del Parlamento, Fathi Surur, dijo que la enmienda había sido aprobada por 405 votos favorables, dos abstenciones y un número –que no precisó– de diputados que presentaron su rechazo por escrito.
Hosni Mubarak, presidente de Egipto.
L D (EFE) Los partidos opositores representados en el Parlamento han votado contra la enmienda, por estimar que no garantiza la igualdad entre los candidatos y no es sino un medio de garantizar la reelección de Hosni Mubarak, pese a que éste, con 77 años, no ha oficializado su candidatura para el que sería su quinto mandato presidencial.

De hecho, la enmienda exige que los candidatos independientes tengan al menos el apoyo de 250 cargos electos, nacionales o locales, algo difícil de lograr ante el práctico monopolio político del Partido Nacional Democrático (PND) de Mubarak. Esta restricción está sobre todo dirigida contra los Hermanos Musulmanes, que cuentan con 17 diputados con el estatus de "independientes" al estar ese partido ilegalizado.

La oposición rechaza además la composición de la Comisión Electoral –compuesta en su mitad por jueces y en la otra mitad por "personalidades independientes"– que supervisará las elecciones, por considerar que no es independiente, y son numerosos los jueces egipcios que han anunciado que no piensan supervisar las elecciones en esas condiciones. La plataforma Kifaya (Basta), primera de la oposición en Egipto, ya ha anunciado su boicot a todo el proceso electoral, incluido el próximo referéndum sobre la reforma, en protesta por lo que calificó como "condiciones ilógicas" impuestas a los candidatos.

Kifaya, en la que están representados la mayor parte de los grupos de la oposición, incluido el influyente Hermanos Musulmanes, afirmó que iniciará una campaña de "desobediencia política que llegará a desobediencia civil" en el marco de sus presiones por la reforma, anunció hoy ante la prensa en El Cairo, George Issac, uno de sus líderes. Otro de sus líderes, Abdelhalim Qandil, director del diario Al Arabi, órgano del Partido Naserista, afirmó que el movimiento coordinará con todas las fuerzas políticas y los sindicatos, para poner fin "con todos los medios legales" al régimen del presidente Hosni Mubarak, al que calificó de "corrupto y autoritario".

El grupo opositor distribuyó un comunicado en el que se acusa al gobernante PND, que tiene más del 90 por ciento de los 454 escaños del Parlamento, de emplear "esa mayoría falsificada (en la cámara) para aprobar condiciones ilógicas y difíciles de cumplir para todo ciudadano que quiera presentarse como candidato".

Mientras Kifaya -un conglomerado que agrupa a izquierdistas, liberales, naseristas e islamistas- celebraba su rueda de prensa en el Sindicato de Periodistas, decenas de seguidores del PND se concentraron frente al edificio con fotos de Mubarak y coreaban eslóganes como "con libertad, sí a Mubarak" y "todo el pueblo te protege, Mubarak". Uno de los manifestantes pro-Mubarak reconoció a Efe que un miembro del PND le había entregado 20 libras a cambio de participar en la manifestación, en línea con las acusaciones de Kifaya de que esos manifestantes habían sido traídos en cuatro autobuses desde barrios pobres y pagados por participar en la marcha.

Este mismo martes, la candidata independiente Nawal Saadawi, la única mujer que ya se ha anunciado que concurrirá a las presidenciales, denunció las presiones que está recibiendo para llevar a cabo su campaña, plasmadas en las amenazas a potenciales seguidores para que no acudan a sus mítines.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios