Menú

Las tropas españolas desplegadas en Kosovo fueron atacadas con cócteles molotov el pasado 17 de marzo

Las tropas españolas desplegadas en la Fuerza de la OTAN en Kosovo (KFOR) sufrieron un ataque fallido con cócteles molotov contra uno de sus vehículos blindados en Mitrovica el pasado lunes, 17 de marzo, el mismo día en que se registraron los enfrentamientos violentos con civiles serbios ante un tribunal y una comisaría de esta localidad situada al norte de la región balcánica, según informaron a Europa Press fuentes de la operación de la Alianza Atlántica.

0
Las tropas españolas desplegadas en la Fuerza de la OTAN en Kosovo (KFOR) sufrieron un ataque fallido con cócteles molotov contra uno de sus vehículos blindados en Mitrovica el pasado lunes, 17 de marzo, el mismo día en que se registraron los enfrentamientos violentos con civiles serbios ante un tribunal y una comisaría de esta localidad situada al norte de la región balcánica, según informaron a Europa Press fuentes de la operación de la Alianza Atlántica.
"
L D (Agencias) El ataque se produjo horas después de los sucesos ante el tribunal de Mitrovica cuando el vehículo táctico blindado continuaba en la ciudad transitando por una zona de calles estrechas. Los atacantes lanzaron esa tarde dos cócteles molotov a los militares españoles que afortunadamente no les causaron ningún daño material ni personal.
 
Las fuentes consultadas aseguraron que los civiles serbios que se enfrentaron horas antes a los militares de la OTAN y las fuerzas policiales de la ONU ante un tribunal de Mitrovica –altercados que acabaron con varias decenas de heridos y con un policía ucraniano muerto– utilizaron no sólo piedras y cócteles molotov sino también granadas de mano defensivas con una importante carga de metralla. A diferencia de las granadas ofensivas, las granadas defensivas tienen una mayor potencia y su cuerpo está compuesto por acero u otro metal fragmentado, de tal modo que al explotar el artefacto se convierte en esquirlas con mayor capacidad para herir o matar al enemigo.
 
Los altercados ante el tribunal de Mitrovica se produjeron el lunes, 17 de marzo, por la mañana –coincidiendo con el primer mes de independencia kosovar–, cuando las fuerzas policiales de UNMIK desalojaron de la institución a un grupo de civiles serbios. Los serbios contrarios a la indepedencia de Kosovo se enfrentaron con la Policía de la Misión de la ONU (UNMIK) y con la fuerza de la OTAN (KFOR), provocando un centenar de heridos y la marcha de los agentes de Naciones Unidas de la zona.
 
Mitrovica es una localidad atravesada por el río Ibar, que divide a las dos comunidades dominantes en Kosovo. Los 60.000 habitantes del sur son mayoritariamente albaneses y los 15.000 del norte pertenecen a la comunidad serbia. Los agentes de la UNMIK detuvieron en primera instancia a medio centenar de personas, que no opusieron resistencia. Las fuerzas asaltantes retiraron la bandera serbia del edificio. En la operación participaron policías polacos y ucranianos, que entraron en el tribunal, y franceses, que les esperaron en el exterior.
 
En el momento en que las tropas salieron al exterior, un amplio grupo de civiles bloqueó la carretera. Fue en ese momento cuando los serbios empezaron a lanzar piedras contra los policías. Los soldados respondieron con el disparo de botes de humo y bombas aturdidoras. La multitud consiguió interceptar dos vehículos y liberar a los serbios que iban en su interior, concretamente a 21 personas, entre hombres y mujeres. Los otros 32 también consiguieron la libertad y regresar al norte de la ciudad.
 
A lo largo de la mañana se registraron otros incidentes en la ciudad. Desde las siete horas de la madrugada (misma hora en España) se registraron bombazos y fueron incendiados varios vehículos, algunos pertenecientes a la UNMIK y a la KFOR. España mantiene en Kosovo un contingente de más de 600 efectivos desplegados en la zona occidental kosovar, dirigida por un general del Ejército italiano. El grueso de las tropas se concentra en la base española emplazada en la localidad de Istok, mientras que un centenar de militares españoles se encarga de proteger a una minoría serbia en el Valle de Osojane.
 
La participación española se completa con los efectivos de Policía y Guardia Civil desplegados en la región balcánica en el marco de la misión de Naciones Unidas que ha gestionado desde el final de la guerra la administración kosovar (UNMIK) y que será sustituida por la misión de la Unión Europea EULEX.

Temas

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation