Menú

Las últimas fuerzas de Al Fatah huyen de Gaza por mar

Efectivos de los organismos de seguridad leales al presidente palestino Abú Mazen, cercados por terroristas islamistas en las la sede presidencial de la ciudad de Gaza, huyen por mar, según fuentes de Hamas. Estas mismas fuentes aseguran que ha sido tomado el último bastión, la residencia del presidente. Los terroristas se han hecho este martes con los últimos reductos de Al Fatah y ya controlan prácticamente toda la Franja de Gaza. El movimiento del presidente palestino intenta resistir en Cisjordania. Ante esta situación, Mazen ha disuelto el gobierno de coalición con Hamas para crear uno de "salvación".

0
"
L D (EFE) Los milicianos de Hamás han capturado el último baluarte del presidente palestino, su residencia de la Múntada situada en la costa mediterránea de Gaza después de negociar con sus guardianes, informaron fuentes islamistas. Con la conquista de esta posición a medianoche, Hamás ha completado el control de la franja de Gaza, un territorio de 330 kilómetros cuadrados y un millón y medio de habitantes tras cinco días de combates con los organismos de seguridad y milicianos de Al Fatah.
 
El número de efectivos de Al Fatah que han huido se calcula en unos 300, pues anteriormente el grueso del personal de los servicios de seguridad ya había abandonado Gaza, y navegan aparentemente en barcos de pesca hacia el norte, es decir, para refugiarse en Israel, y al Sur, en dirección a Egipto.

Estos últimas fuerzas de Al Fatah se atrincheraban en el complejo de edificios e instalaciones del presidente palestino Abú Mazen, su último reducto en la franja de Gaza. El presidente se encuentra en la "Mukata" de la ciudad cisjordana de Ramala, sede oficial de la Presidencia al norte de Jerusalén.

El grueso del personal que sirve en esas instalaciones, entre ellos de la aguerrida Guardia Presidencial, huyeron en los últimos días ante la ofensiva sin precedentes de los terroristas. Además de Mazen, también están en Ramala dos de los militares de mayor jerarquía de Al Fatah, los coroneles Mohamed Dahlán, su asesor de seguridad, y Rashid Shbak, este último víctima de dos atentados por parte de milicianos islamistas en el pasado en Gaza. En un principio, se informó de que Dahlán había vuelto a Gaza desde Egipto, donde se encontraba, pese a que tanto la frontera con ese país, como la de la franja con Israel están cerradas (salvo en este último caso para la salida de casos humanitarios).

En Cisjordania, bajo control del Ejército israelí, más fuertes que los terroristas islamistas son los miembros de Al Fatah y los efectivos de los organismos de seguridad, que cuentan con unos 60.000 agentes. La mayor victoria de Hamas este jueves fue la captura del cuartel general del Servicio de la Seguridad Preventiva, una suerte de policía secreta con cuyos miembros, de Al Fatah, mantenían serias "cuentas" desde hace años los terroristas de Hamas. El cuartel se rindió cuando decenas de hombres con el pecho descubierto y con las manos en alto se entregaron a los terroristas islamistas que los tuvieron cercados desde el miércoles. Los golpistas entraron al edificio al grito de "Alá es el más grande" (Alah u-Akbar) e izaron su bandera en el tejado. Según distintas fuentes, se registraron entre 14 y 20 muertos. Desde que comenzaron las hostilidades, el domingo anterior, el número de muertos supera los 80 y son centenares los heridos.

En Rimal, donde se encuentra el "complejo presidencial" cercado por los terroristas de Hamas, mataron al dirigente de Al Fatah Samih al Madún, de 32 años, el "buscado número uno" de Hamas, y un grupo de imanes de ese movimiento dieron a conocer una lista de personas del movimiento nacionalista condenadas a muerte.

Las hostilidades, de momento, siguen concentradas en la franja de Gaza, pero fuentes de seguridad informaron en Cisjordania de que miembros de Al Fatah arrestaron al menos a 16 terroristas de Hamas en la ciudad de Naplusa. Fuentes de la ANP informaron de una lista de 1.500 terroristas de Hamas que serán detenidos.

La cadena de TV Al-Aksa informó también de que Hamas capturó la sede del Servicio de Inteligencia Militar, otro de los organismos aliados de Mazen, donde flamea ahora la bandera verde del Islam. En Israel se sigue con preocupación las alternativas de la lucha y en medios gubernamentales citados por la radio pública se afirmaba que la captura de Gaza por Hamas "es el fin del sueño de los palestinos, tener un estado propio" , también el de los planes de paz para Oriente Próximo según la fórmula adoptada por la comunidad internacional, la de "dos estados, uno israelí y otro palestino".

Mientras tanto, la cadena de televisión de Hamas ha informado que va a emitir imágenes de documentos encontrados en los centros de seguridad de Al Fatah tomados por los terroristas que demuestran relaciones con la Agencia Central de Inteligencia de EEUU (CIA).
 
Abú Mazen disuelve el Gobierno para crear un gabinete de "salvación"
 
Abú Mazen ha decidido disolver el Gobierno de unidad nacional, en el que el movimiento nacionalista Al Fatah que lidera estaba incluido junto a Hamas, y nombrar un gabinete de "salvación" para seguir la situación de emergencia que se ha creado. El secretario general de la Presidencia palestina, Tayeb Abdel Rahim, leyó, en una rueda de prensa en Ramala, el decreto por el cual se disuelve el Gobierno encabezada por el jefe del movimiento islamista Hamas, Ismail Haniye, mientras en la franja de Gaza los terroristas de este grupo se están apoderando de los centros de poder.

Un portavoz de Hamas, Salah Al Bardawil, condenó la decisión de Mazen calificándola de "precipitada y conflictiva". Para sustituir a Haniye, Mazen nombrará a un nuevo primer ministro independiente que encabezará un gobierno llamado "de salvación" que deberá lidiar con la situación de emergencia tanto en Gaza como en Cisjordania, donde también se están produciendo choques entre facciones, aunque muchos menos graves que en Gaza.

Por otra parte, Mazen ha decidido pedir el despliegue de una fuerza multinacional. Hasta ahora se había barajado la posibilidad del despliegue de una fuerza multinacional en la frontera con Egipto, esencialmente para impedir que entren más armas a la franja. Israel se ha pronunciado a favor de esta fuerza, y la UE ha indicado que estaría dispuesta a estudiar la propuesta si llegaba una petición. Hamas, que controla la parte palestina de la frontera, se ha negado hasta ahora a aceptar esa idea. La Presidencia palestina ha informado del decreto de Mazen a Egipto, Jordania y al Cuarteto para Oriente medio (ONU, EEUU, UE y Rusia).

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco