Menú

Luis Herrero: "No estaba dispuesto a caer en una trampa semántica"

La redacción del "informe Catania" por un diputado comunista italiano causó división en los eurodiputados del PP por su ambigüedad a la hora de defender o no el aborto o la eutanasia. Algunos votaron en contra, según La Razón, por sus "trampas semánticas", y otros a favor para no parecer "carcas".

0
La redacción del "informe Catania" por un diputado comunista italiano causó división en los eurodiputados del PP por su ambigüedad a la hora de defender o no el aborto o la eutanasia. Algunos votaron en contra, según La Razón, por sus "trampas semánticas", y otros a favor para no parecer "carcas".
El europarlamentario y periodista LuIs Herrero (L D)

(Libertad Digital) El "informe Catania" sobre derechos fundamentales, que incluía cláusulas sobre el aborto, la eutanasia, el matrimonio homosexual y la despenalización de las drogas, causó división en el banquillo popular por su "ambigüedad". Los eurodiputados del PP que votaron en contra lo hicieron por no caer en una "trampa semántica", aseguran en La Razón.

Según el diario, la redacción, realizada por un diputado comunista italiano Giusto Catania, causó división de opiniones en el PP, lo que se materializó finalmente en la disparidad de del voto de los 24 miembros de la delegación (con once de ellos diciendo "sí" al aborto, la eutanasia o las bodas gays).

No obstante, Jaime Mayor Oreja se vio obligado a decretar el voto libre y cada uno de ellos actuara en conciencia debido a que el texto trataba otros temas que, según un erurodputado, no debían ser rechazados para no quedar "como un carca". Esta libertad de acción se tradujo, según La Razón, en doce votos a favor, seis en contra y cinco abstenciones. Una eurodiputada no pudo asistir a la votación. En este contexto, Federico Trillo se vio obligado a recononer la falta de acuerdo en las filas populares en LD TV.

Carlos Iturgaiz o Luis Herrero votaron no debido los "eufemismos" del informe a la hora de referirse al aborto y la eutanasia, y en previsión de posibles malas interpretaciones se votó en contra para que "no hubiese duda que me opongo al aborto y la eutanasia", según declaraciones de Luis Herrero a La Razón.

Herrero dice que "voté en contra porque no me terminaba de convencer. En el texto no se habla ni de matrimonios homosexuales, ni de abortos, por lo que depende de la lectura que pueda hacer cada uno. Yo interpreté que eran eufemismos y no estaba dispuesto a caer en una trampa semántica", asegura en La Razón .

Iturgaiz argumenta en La Razón que su en voto negativo "pesó la conciencia". "Era un totum revolútum en el que también se valoraban otros temas importantes" como la defensa de lenguas o la unidad territorial, pero "al final sopesas y los artículos sobre el aborto y la eutanasia estaban ahí. En las reuniones de la delegación los vimos y dudamos de ellos desde el primer momento", reconoce.

Aunque también matiza que "hay gente que apoyó el informe porque consideraba que en su globalidad era bueno, pero luego se opuso a los artículos polémicos".

El doctor José Zamarriego, presidente del Comité de Bioética de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, señaló a La Razón que la "literalidad" del texto "no es abortista", pero sí lo "suficientemente retorcido para que tenga varias interpretaciones". Es por ello que aquellos que están en contra del aborto "no debían apoyarlo, aunque incluyera puntos en los que estaban de acuerdo", ya que "la redacción se presta a interpretaciones malévolas"

Redacción "malévola"

Según expone el sábado La Razón, el citado informe no cita "en ningún momento" las palabras aborto legal o eutanasia, pero su omisión y el uso constante de "eufemismos" pueden sugerir dobles lecturas dando a entender que los incluye como derechos fundamentales. Todos los expertos afirman que se trata de algo "intencionado" por el redactor del informe.

La libertad de voto adoptada por Jaime Mayor Oreja, permitiendo que no hubiera una postura unitaria en el partido, se debe a que el "informe Catania" es muy extenso, e incluía un repaso a todos los derechos fundamentales de la UE, como la movilidad ciudadana, la educación o la unidad territorial, que muchos eurodiputados se negaban a rechazar.

Los miembros del PP que votaron en contra siguen "argumentando en público que el texto era ambiguo acerca del aborto y la eutanasia y que, sin embargo, incluía otros valores que merecía la pena defender". No obstante, "otras delegaciones europeas del PP tuvieron claro que el voto era en contra desde la primera reunión para analizar el texto del informe". 

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios