Menú

Los países de la UE acuerdan suspender parcialmente las negociaciones de adhesión con Turquía

La Unión Europea acordó suspender las negociaciones de adhesión con Turquía en 8 de los 35 capítulos que las forman, como propuso la Comisión Europea, ante el incumplimiento por ese país de su compromiso de abrir sus puertos y aeropuertos al tránsito con Chipre. Los ministros de Asuntos Exteriores de la la UE acordaron que ninguno de los otros 27 capítulos pueda cerrarse hasta solucionar el fondo de la cuestión y que habrá un control anual de la Comisión sobre el cumplimiento turco del protocolo adicional de Ankara, que establece la apertura turca a Chipre.

0
La Unión Europea acordó suspender las negociaciones de adhesión con Turquía en 8 de los 35 capítulos que las forman, como propuso la Comisión Europea, ante el incumplimiento por ese país de su compromiso de abrir sus puertos y aeropuertos al tránsito con Chipre. Los ministros de Asuntos Exteriores de la la UE acordaron que ninguno de los otros 27 capítulos pueda cerrarse hasta solucionar el fondo de la cuestión y que habrá un control anual de la Comisión sobre el cumplimiento turco del protocolo adicional de Ankara, que establece la apertura turca a Chipre.
"
L D (EFE) El Consejo de Exteriores de la UE no aprobó, sin embargo, la propuesta de algunos de los países más duros con Turquía para suspender las negociaciones durante un período de 18 meses, al cabo de los cuales se revisarían los progresos de Ankara.
 
La decisión fue "cuidadosamente calibrada" y "consigue un equilibrio" para enviar a Turquía "una señal" de que la falta de cumplimiento de Ankara tiene consecuencias a la vez que "permite seguir las negociaciones y lograr progresos", dijo el comisario europeo para la Ampliación, Olli Rehn.

El acuerdo evita el llamado "choque de trenes" que hubiera supuesto una ruptura total de las negociaciones, señaló el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos. "Hay una ralentización en algunos capítulos pero las negociaciones pueden seguir" entre Turquía y la UE, recalcó.

Este acuerdo evita que el asunto acabe tratándose en la cumbre de jefes de Estado y Gobierno de los próximos jueves y viernes, y aleja también el fantasma de una grave crisis en la UE en el caso de que los líderes no hubieran alcanzado una posición común. "No habrá una cumbre sobre Turquía", señaló satisfecho el ministro de Exteriores de Finlandia, Erkki Tuomioja, en nombre de la presidencia comunitaria de turno, en una conferencia de prensa al final del Consejo de Ministros.
 
A pesar de esta decisión, la UE insistió en que mantiene abierta la puerta a Turquía. Tuomioja admitió que este acuerdo puede ser "decepcionante" para los turcos, pero recalcó que debe ser considerado como "un estímulo" para continuar el proceso interno de reformas y de acercamiento a Europa.

El consenso se forjó en torno a la propuesta presentada por la CE el 29 de noviembre, que ya suponía un punto medio entre los países que pedían unas medidas más duras contra Turquía (Chipre, Grecia o Austria) y los que pensaban (como España, Reino Unido o Italia), que la propuesta de Bruselas era excesiva. Los 25 llegaron a esta cita bastante divididos, y la propuesta de la Comisión, presentada por la presidencia, ganó entidad cuando Francia y Alemania la respaldaron con su peso político dentro de la Unión.
La congelación de las negociaciones en ocho capítulos fue propuesta por la Comisión Europea, que también planteó que no se cierre ningún otro capítulo de los abiertos hasta que se solucione el asunto. Cinco países de la UE (España, Reino Unido, Italia, Suecia y Estonia) se habían mostrado partidarios de congelar solamente tres capítulos de las negociaciones turcas.

Antes de confirmarse el acuerdo, el ministro francés de Exteriores, Philippe Douste-Blazy, señalaba que la propuesta de la Comisión Europea para congelar parcialmente las negociaciones de adhesión con Turquía es "equilibrada" y debe ser apoyada por la UE. En la discusión de este lunes, Alemania y Francia abandonaron su pretensión de imponer una cláusula de revisión en las negociaciones de adhesión de Turquía.

Según el ministro francés, la posición de la Comisión ya permite afrontar la cuestión clave: el objetivo de la UE de que Turquía cumpla el Protocolo de Ankara y abra sus puestos y aeropuertos a Chipre, un país miembro de la Unión al que no reconoce. "La posición de la Comisión Europea ya está bien", señaló Douste-Blazy, durante una conferencia de prensa, en la que insistió en que "hace falta" apoyar en el Consejo a la postura del Ejecutivo comunitario.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios