Menú

Marruecos rechaza el nuevo Plan Baker para el Sahara porque contempla la autodeterminación

El Gobierno de Marruecos rechazó este miércoles rotundamente el nuevo Plan Baker para el Sahara de la ONU porque prevé un referéndum de autodeterminación. El Reino alauí ha dejado claro que no aceptará ninguna otra solución que no sea una autonomía bajo soberanía marroquí. Además ha criticado duramente a Kofi Annan y le ha acusado de falta de "neutralidad y objetividad".

0
L D (EFE) En un comunicado divulgado este miércoles en Rabat por el ministerio de Asuntos Exteriores marroquí, el Gobierno anunció que "reafirma con fuerza" su rechazo al último plan de paz para el Sahara Occidental del enviado personal del secretario general de la ONU para el Sahara Occidental, James Baker. "Marruecos quiere reafirmar con fuerza su rechazo del plan presentado por James Baker, tanto a nivel de su arquitectura general como a nivel de sus modalidades prácticas, debido a consideraciones de principio, a motivos de orden operativo y a imperativos de seguridad regional", señala el comunicado. Rabat considera que el plan Baker "constituye una regresión en el proceso de búsqueda de una verdadera solución política" porque "consagra el regreso al Plan de Arreglo de 1990", que preveía un referéndum de autodeterminación. El comunicado del ministerio marroquí de Exteriores afirma que el "fracaso" de ese Plan de Arreglo es un hecho "consumado".

El texto critica también el último informe del secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan, sobre el contencioso del Sahara Occidental, y "rechaza" las recomendaciones incluidas en el mismo, en las que urgía a Marruecos a aceptar e implementar el plan de paz del ex secretario de Estado norteamericano. Para ello, Annan propuso prorrogar durante tres meses, hasta el 31 de enero de 2004, la misión de la ONU para el Referéndum del Sahara Occidental (MINURSO).

Aceptado por el Polisario y Argelia

El plan Baker, que ha sido aceptado por el independentista Frente Polisario y también por Argelia, su principal aliado, prevé la celebración de un referéndum de autodeterminación en el Sahara Occidental tras un periodo transitorio de cinco años en el que la antigua colonia española que Marruecos se anexionó en 1975 gozaría de una amplia autonomía.

El comunicado del ministerio de Exteriores señala que las conclusiones de este informe "no corresponden en absoluto a las disposiciones de la resolución 1.945 adoptada por el Consejo de Seguridad el 30 de julio de 2003, que insistía sobre la ausencia de cualquier intención de imponer cualquier plan de paz y sobre la exigencia de que cualquier solución deberá ser negociada previamente y aceptada mutuamente".

Critica a continuación al enviado personal de Annan, el ex secretario de Estado norteamericano James Baker, por considerar que "no ha dado ningún seguimiento a las disposiciones de la resolución del Consejo de Seguridad, que pedían a las partes trabajar juntas y también con las Naciones Unidas para avanzar en la vía de una solución política mutuamente aceptable". Marruecos pide al Consejo de Seguridad que "asuma plenamente sus responsabilidades" para "prevenir cualquier deriva" del proceso de solución del contencioso y que "restituya a la solución política su finalidad auténtica de 'tercera vía'", es decir la de una autonomía para el Sahara pero siempre bajo la soberanía marroquí.

Duras críticas a Annan

El comunicado hace alusión también a la "carta oficial" que ha dirigido el embajador marroquí ante la ONU al presidente del Consejo de Seguridad, en la critica también el último informe de Kofi Annan. En dicha carta, el embajador marroquí, Mohamed Bennuna, afirma que Annan "ha desviado su neutralidad y su objetividad al ofrecer deliberadamente una interpretación errónea de la resolución 1.495 adoptada por el Consejo de Seguridad el 30 de julio de 2003".

En la carta dirigida al presidente del Consejo de Seguridad, el embajador estadounidense John Negroponte, Bennuna subraya que dicha resolución establecía que la aplicación del nuevo plan del enviado personal de Annan, el ex secretario de Estado norteamericano James Baker, estaba condicionada al "acuerdo de las partes". "Es erróneo deducir de la resolución 1.495 que se espera de Marruecos una firma pura y simple del texto del enviado personal y la adopción de medidas concretas, a partir de enero de 2004, para la aplicación del plan de paz", señala el embajador marroquí.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios