Menú

Miles de iraquíes se manifiestan en Bagdad para exigir la revisión de los resultados electorales

Miles de iraquíes se manifestaron hoy, viernes, en Bagdad para protestar por los resultados parciales de las elecciones parlamentarias y exigir a la Comisión Electoral Independiente que los revise. Los manifestantes acusaron al régimen de Teherán de promover el fraude de las elecciones con papeletas falsas de personas enviadas desde Irán a votar.

0
Miles de iraquíes se manifestaron hoy, viernes, en Bagdad para protestar por los resultados parciales de las elecciones parlamentarias y exigir a la Comisión Electoral Independiente que los revise. Los manifestantes acusaron al régimen de Teherán de promover el fraude de las elecciones con papeletas falsas de personas enviadas desde Irán a votar.
Elecciones en Irak. Archivo
LD (EFE) Los manifestantes, convocados por más de una treintena de partidos chiíes laicos, suníes y liberales –bajo el lema "Protesta útil"– advirtieron, asimismo, que en caso de que su demanda no sea escuchada proseguirán con las movilizaciones para exigir que se repitan los comicios.
 
"Pedimos a la Comisión Electoral que corrija el escrutinio. Queremos la verdad", reivindicaba una de las grandes pancartas que abrían la marcha.

Los manifestantes comenzaron a congregarse poco después de la oración del mediodía en el barrio de Yarmuk, en el oeste de la capital, cerca del lugar donde tiene su cuartel general el Partido Islámico Iraquí, principal formación política suní del país.

Algunos grupos debieron burlar el férreo cordón de seguridad instalado en toda la ciudad para evitar atentados y disturbios. Aún así, una bomba de carretera estalló sin causar víctimas en los aledaños de la manifestación.
 
Protestas similares tuvieron lugar tras la oración comunitaria de los viernes en otras ciudades del norte del país. En Tikrit, cuna del depuesto presidente Sadam Husein, miles de personas recorrieron las calles del centro de la ciudad al grito de "elecciones fraudulentas, no a la intromisión de Irán". Uno de las consignas atacaba al actual presidente del país, el kurdo Yalal Talabani, y al primer ministro chií, Ibrahin al Yaffari, a los que recriminaban ser "marionetas en manos de los mulá (clérigos) iraníes".
Acusan a Irán de promover el fraude
 
Los manifestantes acusaron al régimen de Teherán de promover el fraude de las elecciones con papeletas falsas de personas enviadas desde Irán a votar. Según las cifras de la Comisión Electoral, los chiíes religiosos de la Alianza Unida Iraquí (AUI), actualmente en el Gobierno, habrían ganado muy por delante del resto de las formaciones. La AUI habría vencido en 10 de las provincias del país, además de la capital donde los suníes y los chiíes laicos del ex primer ministro Iyad Alaui tenían puestas grandes esperanzas.  Los kurdos habrían triunfado en las tres provincias del norte, mientras que los suníes serían mayoritarios en el oeste, corazón de la insurgencia.
 
Los resultados –que cifraban en un 70 por ciento el índice de participación– reflejan el 80 por ciento del escrutinio. Los porcentajes definitivos no se conocerán hasta mediados de enero. El Congreso de opositores ha amenazado con impugnar los comicios y pedir que se forme un nuevo Gobierno de transición que en seis meses repita la votación.

Temas

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios