Menú

Moratinos no recibirá a los disidentes en su visita a Cuba

Representantes de la disidencia cubana han denunciado la ausencia de contactos que tienen con el Gobierno español y han dado por hecho que el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, no se entrevistará con ellos en la visita que prevé hacer a la isla en octubre.

El activista Oswaldo Payá, premio 'Andrei Sajarov' a los derechos humanos del Parlamento Europeo en 2002, declaró desde la isla que "no ha habido ningún contacto del Gobierno español ni de su Embajada con el Movimiento Cristiano de Liberación" -del que es fundador- con respecto a la próxima visita del ministro.

Payá añadió que no va a pedir ningún encuentro con el ministro ya que Moratinos "marcó su postura de no dialogar con la oposición" en la anterior visita que hizo a la isla, en abril de 2007, cuando su departamento ofreció a los disidentes un encuentro con el entonces director general para Iberoamérica, Javier Sandomingo, una vez que Moratinos hubiera abandonado la isla, a lo que la oposición se negó. "Si el Gobierno español ha cambiado esa postura, que sea él el que tome la iniciativa", señaló.

El ex preso político Elizardo Sánchez, presidente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, también lamentó el "nulo" contacto con la Embajada española en La Habana, por lo que no confió en ser recibido por el ministro Moratinos o alguno de sus subordinados.

Sánchez confió en la "buena fe" de la diplomacia española al apostar por un acercamiento con las autoridades cubanas pero consideró que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero ha "apostado demasiado fuerte" por la relación con el régimen, que hace todo tipo de "promesas que luego no cumple".

Desde España, el coordinador general de Cuba Democracia Ya!, Rigoberto Carceller, pidió al ministro que aclare si va a la isla a "tomar el pulso a toda la sociedad cubana" y si pretende "apuntalar la transición a la democracia" o por el contrario a la dictadura. Carceller reclamó además al ministro que se entreviste con representantes de la oposición en España antes de viajar a la isla, o que lo haga cuando llegue a La Habana.

El vicepresidente de la Unión Liberal Cubana, Antonio Guedes, también dio por hecho que el ministro no se reunirá con la disidencia y advirtió de que no sería aceptable que el Ministerio propusiera a la oposición un encuentro con un director general en lugar del ministro.
Para Guedes, la visita de Moratinos a la isla sólo busca preparar la modificación de la posición común de la UE hacia Cuba - que avala la posibilidad de aplicar sanciones diplomáticas contra la isla- con el objetivo de que José Luis Rodríguez Zapatero pueda viajar a La Habana durante la presidencia española de la UE y se cuelgue "la medalla" de haber normalizado por completo las relaciones entre Cuba y los Veintisiete, lo que beneficiaría los intereses de España en la isla.

Guedes no descartó que el régimen realice algún "gesto" para convencer a la UE como el que realizó en febrero de 2008 -meses antes de que la UE eliminase definitivamente las sanciones a la isla- de liberar a cuatro presos políticos, a los que obligó a abandonar el país.

Un portavoz del departamento que dirige Moratinos confirmó que la agenda de tres días del ministro en la isla incluye hoy por hoy entrevistas con su colega, Bruno Rodríguez, y "autoridades cubanas". La misma fuente indicó que tampoco está previsto que representantes del Ministerio reciban a miembros de la oposición cubana exiliados en España antes de la visita de Moratinos, que según ha confirmado él hoy mismo, se producirá en torno al 18 de octubre.

Temas

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador