Menú

Mubarak gana las elecciones en Egipto con un 88 por ciento de los votos y una abstención histórica

El presidente Hosni Mubarak, de 77 años, ha ganado las elecciones presidenciales del pasado miércoles con un 88 por ciento de los votos, según el recuento definitivo, con lo que se asegura otros seis años en el poder. El partido opositor Al-Ghad ha denunciado que numerosas irregularidades han minado la credibilidad de la jornada y ha pedido que se repita el proceso electoral.

0
El presidente Hosni Mubarak, de 77 años, ha ganado las elecciones presidenciales del pasado miércoles con un 88 por ciento de los votos, según el recuento definitivo, con lo que se asegura otros seis años en el poder. El partido opositor Al-Ghad ha denunciado que numerosas irregularidades han minado la credibilidad de la jornada y ha pedido que se repita el proceso electoral.
El líder del partido Wafd, Nuaman Gomaa.
LD (EFE) La participación ha sido de las más bajas de la historia de Egipto, de solo un 23 por cien del electorado, frente al ochenta por ciento que en 1999 votaron en el último referéndum para elegir a Mubarak. El presidente de la Comisión Electoral, Mamduh el Marei, dijo que Mubarak obtuvo algo más de 6.316.784 votos, y le siguió, con menos de la décima parte, el liberal Ayman Nur (540.405), tras el cual llegó el líder del histórico partido Al Wafd, Nuaman Gomaa, con 208.891 votos.

Así pues, los porcentajes dan como gran vencedor a Mubarak (88,5 por ciento), mientras que Nur obtiene un 7,3 por ciento y Gomaa se queda con menos de un tres por ciento, con porcentajes menores al uno por ciento para el resto. Del total de 31.826.000 electores censados, sólo se han contado 7.305.036 millones de votos válidos -no hay todavía cifras de votos nulos-, un porcentaje extremadamente bajo pero que concuerda con la baja afluencia que el pasado miércoles fue observada por numerosos observadores independientes.
Hosni Mubarak llegó al poder en 1981, tras el asesinato del presidente Anuar el Sadat, y desde entonces ha gobernado Egipto ininterrumpidamente.

Los partidos opositores y asociaciones independientes denunciaron numerosas irregularidades que en todos los casos se practicaron para favorecer a Hosni Mubarak, pero la Comisión Electoral ha rechazado estas alegaciones.
 
Precisamente, portavoces de Al-Ghad han venido denunciando que las "numerosas irregularidades" han minado la credibilidad del proceso electoral del que sólo ha obtenido beneficios Hosni Mubarak. "Hemos entregado un memorando a la Comisión Electoral en el que explicamos los problemas que hemos comprobado, y pedimos la repetición de las elecciones", dijo el vicepresidente del grupo, Nani al Ghatrifi.
 
Por su parte, Ihab al Juli, asesor del presidente del grupo, Ayman Nur, enumeró muchas "irregularidades", entre las cuales citó como ejemplo el hecho de que los interventores del partido "fueron expulsados de algunos colegios electorales, y en otros muchos no se les permitió asistir al recuento de votos". También denunció el hecho de que en algunos comicios se permitió a los electores votar con el carné de identidad, aunque no tengan la tarjeta electoral, algo que consideró como "un cambio del sistema electoral sin aviso previo".

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios