print
LLAMADO A LA COMUNIDAD INTERNACIONAL

Naciones Unidas pide una intervención militar en Somalia para acabar con veinte años de violencia

El enviado especial de la ONU para Somalia, Ahmedou Ould-Abdallah, instó a la comunidad internacional a enviar una fuerza al país africano para detener la violencia que lo tiene sumido en el caos desde hace casi dos décadas. En una intervención ante el Consejo de Seguridad señaló que la formación de un nuevo Gobierno de Transición y su oferta de diálogo a sus opositores debe ir acompañada de un descenso de la violencia para poder avanzar hacia la estabilización del país.

Noticia publicada el 21-03-2008

LD (EFE) En una intervención ante el Consejo de Seguridad de la ONU, el enviado especial para Somalia, Ahmedou Ould-Abdallah, pidió a la comunidad internacional que apruebe el envío de una fuerza internacional para acabar con más de dos décadas de caos y violencia. Apuntó que "hoy en día nos pasamos demasiado tiempo reuniendo estadísticas sobre el sufrimiento del pueblo somalí, cuando lo que se necesita es proteger a las víctimas de la violencia, los abusos de los derechos humanos, la sequía y el hambre".
 
El enviado especial apostó por "una fuerte presencia multinacional" que no se limite a una misión de la ONU o de la Unión Africana (UA), que ahora tiene 2.600 efectivos en el país. Indicó que el grupo de países "Amigos de Somalia" deberían proporcionar apoyo político, financiación y tropas bajo la coordinación de un país con la meta de estabilizar el castigado territorio.
 
El secretariado de la ONU y varios de los miembros del Consejo de Seguridad se han mostrado hasta el momento poco dispuestos a desplegar un contingente militar en Somalia, en donde la comunidad internacional ha tenido malas experiencias. EEUU retiró en 1993 las tropas que tenía desplegadas para apoyar las misiones humanitarias de Naciones Unidas tras la muerte en Mogadiscio de 18 de sus soldados en una fallida operación de captura del jefe de uno de los clanes locales.
 
Somalia vive inmersa en el caos y sin que un Gobierno central haya logrado imponer su autoridad desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré, y los clanes tribales dividieron el territorio en feudos privados que controlan por medio de milicias paramilitares.


Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados