Menú

Nueve jueces del Tribunal Supremo israelí ordenan modificar una parte de la valla de seguridad

El Tribunal Supremo de Israel ha ordenado al Gobierno del primer ministro Ariel Sharon que proceda a modificar el itinerario de la valla de seguridad en el tramo sobre el asentamiento judío de Alfei Menashé, en beneficio de cincuenta aldeas agrícolas palestinas. Los nueve magistrados, presididos por Aharón Barak, consideraron injusto mantener encerrados a más de mil palestinos en territorio israelí y aislados del resto de Cisjordania.

0
LD (EFE) En un fallo explicado en ochenta folios, nueve jueces del Tribunal Supremo de Israel, presididos por Aharón Barak, ordenaron al primer ministro Ariel Sharon que destruya el tramo de la valla de seguridad que transcurre junto al asentamiento judío de Alfei Menashé.
 
Los magistrados consideran injusto mantener encerrados en territorio israelí y aislados del resto de Cisjordania a más de mil palestinos de cincuenta aldeas agrícolas. Los jueces aconsejan al Gobierno "buscar otra solución" para el tendido en el distrito palestino de Tulkarem, en Cisjordania occidental, a contados kilómetros del territorio de Israel.
 
En el fallo, los jueces dicen que el Gobierno y las autoridades militares a cargo de la construcción de la valla, que tendrá una extensión de más de seiscientos kilómetros, "tendrán que buscar otra solución", dicen los jueces en su fallo aprobado por unanimidad.
 
Necesidades de equilibrio y seguridad
 
Cabe destacar que los magistrados israelíes no se refieren en lo que ha trascendido de su fallo al carácter legal o ilegal de la valla, como lo hizo la Corte de La Haya, sino a los perjuicios que esa obra causa a los demandantes palestinos. Los jueces, según expertos, han fundado su decisión en la necesidad de equilibrar "las necesidades de la seguridad y hasta qué punto esa obra perjudica los derechos civiles de los palestinos".
 
El dictamen del Tribunal, conformado por nueve jueces bajo la presidencia de Aharon Barak, también tenía previsto sentar su posición acerca de un dictamen de la Corte Internacional de La Haya, dependiente de la ONU, que hace catorce meses declaró ilegal la construcción de la valla de seguridad en tierras palestinas. La opinión de los dieciocho jueces de esa Corte, cuya jurisdicción recusó entonces el Gobierno de Israel, fue solicitada por la Asamblea General de la ONU, a la que este miércoles dirigirá un mensaje el primer ministro Ariel Sharon, tras la retirada militar de Gaza.
 
Precedente para futuras demandas
 
Las demandas de los aldeanos palestinos fueron presentadas por abogados de varias asociaciones de derechos humanos, que veían en el fallo "una victoria" de su gestión y "un nuevo precedente de gran importancia para futuras demandas". La valla afectaba a cinco aldeas rurales de Cisjordania, según la radio pública israelí.
 
En junio del año anterior, el Tribunal israelí invalidó treinta kilómetros en el itinerario de ese muro de cemento y de cercas, según planos preparados por expertos militares y aprobados por el Gobierno con el argumento central de que se levantaba la valla "por razones de seguridad y a fin de impedir la infiltración de terroristas" palestinos a Israel.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco