Menú

Plantón "planetario" de Obama a Zapatero: no habrá cumbre en mayo en España

Finalmente no habrá cumbre UE-EEUU en mayo en España. Según ha dicho la Casa Blanca, nunca estuvo los "planes" de Obama desplazarse a nuestro país para asistir al encuentro. Moratinos, que había dado por hecho el encuentro, dice ahora que Obama "hubiera deseado venir".

AGENCIAS/LD
0
Finalmente no habrá cumbre  UE-EEUU en mayo en España. Según ha dicho la Casa Blanca, nunca estuvo los "planes" de Obama desplazarse a nuestro país para asistir al encuentro. Moratinos, que había dado por hecho el encuentro, dice ahora que Obama "hubiera deseado venir".
Uno de los encuentros entre Zapatero y Obama. | Archivo.

En una rueda de prensa con periodistas extranjeros, el secretario de Estado adjunto para Europa, Phillip Gordon, afirmó que "el presidente nunca tuvo en sus planes una cumbre en primavera con la Unión Europea". Según explicó, EE.UU. "se mantiene profundamente comprometido con la Unión Europea y está muy interesado en expandir su relación con la Unión Europea tras la aprobación del Tratado de Lisboa". Sin embargo, no habrá reunión en mayo, como esperaba el Gobierno español.

También, subrayó Gordon, Obama mantiene su compromiso con las relaciones bilaterales con España, que "valora fuertemente", como lo demuestra el que ya haya mantenido dos reuniones bilaterales en su primer año de mandato con José Luis Rodríguez Zapatero. Sin embargo, indicó, el presidente estadounidense cuenta este año "con una agenda enorme, y eso limita la cantidad de viajes que puede hacer".

El secretario de Estado adjunto negó que la decisión de no viajar a España tenga relación con la situación de la política interna estadounidense, en un año electoral en el Congreso y después de las elecciones parciales en Massachusetts el mes pasado en las que los demócratas perdieron la mayoría absoluta en el Senado. "El presidente nunca tuvo en su agenda una cumbre con la Unión Europea", reiteró.

Antes de conocerse la respuesta de la Casa Blanca, fuentes del Gobierno español indicaron a Europa Press que la Administración Obama se comprometió a celebrar ese encuentro en el primer semestre de 2010 en la última cumbre con la UE celebrada en otoño en Washington cuando Suecia ejercía la presidencia de turno de los Veintisiete, contradiciendo así la versión de la Casa Blanca.

Según otras fuentes, la decisión de Obama de no asistir a la cumbre supondrá el aplazamiento de la cita para una fecha posterior, ya que esta reunión se celebra a nivel de jefes de Estado y de Gobierno y no tendría sentido sin Obama. Una delegación europea tenía previsto preparar este lunes en Washington con responsables estadounidenses la cita UE-EEUU.

Después, fue el propio Moratinos el encargado de responder al plantón del presidente estadounidense. En declaraciones desde Jerusalén, afirmó que "entienden" que "la agenda" de Obama "en estos momentos no le permita desplazarse a Europa, como hubiese sido su deseo".

Un plantón adelantado por la prensa
 
La noticia saltó este lunes con una información publicada por The Wall Street Journal, adelantando que Obama no viajaría a España a la reunión anual UE-EEUU.

Varias fuentes de la Casa Blanca citadas por el periódico subrayaron que la reducción de la agenda exterior de Obama fue siempre el plan para 2010, mientras que un alto cargo de la Administración aseguró que Estados Unidos "nunca se comprometió, ni planificó" una cumbre con la UE para esta primavera. "De manera que no hemos cambiado los planes", precisó, al tiempo que aclaró que Washington "aprecia" a los "aliados europeos", por lo que Obama y su equipo "seguirán trabajando estrechamente con ellos".

Según un ministro europeo de Exteriores, al que el rotativo no identifica, los estadounidenses habrían propuesto posponer el encuentro al otoño de 2010, cuando Obama tiene previsto desplazarse a Portugal para asistir a una cumbre de la OTAN. Otra posibilidad, señala el periódico, sería invitar a los europeos a celebrar la reunión esta primavera en Estados Unidos.

Este jefe de la diplomacia europea también indicó que los asuntos de la política interna estadounidense estaban detrás de la decisión de recortar la agenda exterior de Obama.

Las cumbres entre la UE y EEUU se vienen celebrando una o dos veces al año desde 1991, y de forma alternativa en una ciudad europea o estadounidense, con la presencia habitual del presidente estadounidense. Así ocurrió en la pasada cumbre de Praga en abril y en otoño en Washington.

Por el momento no está claro, añade el rotativo, si la cumbre prevista podría celebrarse sin la presencia de Obama. Un alto cargo del Departamento de Estado sugirió que ésta era una posibilidad, pero señaló el domingo que todavía no estaba claro quién representaría al Gobierno estadounidense en esa cita.

¿Madrid o Bruselas?

Fuentes del Gobierno estadounidense también indicaron que existía confusión con respecto a si la cumbre se celebraría en España, que ejerce este semestre la presidencia de turno europea, o en Bruselas, debido a los cambios institucionales que ha introducido el Tratado de Lisboa, que ha creado la figura de un presidente permanente del Consejo Europeo, el belga Herman van Rompuy, sobre quien recae la representación exterior de la UE, junto con la Alta Representante de la Política Exterior, Catherine Ashton.

De ahí que el Departamento de Estado siguiera negociando con los europeos si la cumbre se celebraría en Madrid o en Bruselas. Esta confusión habría alimentado la posibilidad de que Obama desista de asistir a la cumbre, según el rotativo. "Ni siquiera sabemos si van a tener una (cumbre)", dice una fuente del Departamento de Estado. "Les hemos dicho 'aclaradlo y luego nos contáis'", añade.

"Quien asista (a la cumbre) por parte de EEUU y en qué momento dependerá de quien convoque el encuentro", según la misma fuente, que afirmó que existe una "competición" en Europa tras la entrada en funcionamiento de los nuevos cargos institucionales.

El diario recuerda que Obama viajó a Europa el año pasado hasta en seis ocasiones y realizó una decena de giras por 21 países, más que cualquier otro presidente norteamericano en su primer año de mandato, según unas estadísticas de la cadena CBS.

Según un alto cargo de la Administración Obama, el presidente viajará este año a lugares que no ha visitado. Esta fuente añade que en su primer año de mandato, el presidente tenía que establecer relaciones con los líderes mundiales, pero ahora que esos contactos ya están hechos, las necesidades son ahora "un tanto diferentes".

Obama, recuerda el rotativo, tenía previsto viajar también a Asia esta primavera, a Sudáfrica en verano y a Portugal en otoño. Fuentes de la Admnistración norteamericana han dicho que podría volver a Europa para firmar un tratado de desarme nuclear, si es que se alcanzara un acuerdo sobre el texto.

Democrátas y republicanos, agrega el diario, están en la actualidad volcados en las elecciones de noviembre después de que el partido de Obama haya perdido un escaño clave en Massachusetts, lo que les hizo perder la mayoría absoluta de la que gozaban en el Senado, con los 60 escaños con los que podían evitar cualquier veto republicano y que ahora dificultará la aprobación de la reforma sanitaria.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 52 comentarios guardados

    Servicios