print
HILLARY CLINTON, TERCERA ENTRE LOS DEMÓCRATAS

Obama y Huckabee ganan en Iowa el primer asalto de la carrera presidencial

El demócrata Barack Obama y el republicano Mike Huckabee ganaron este jueves los "caucus" de Iowa, lo que les coloca en una posición preferente para convertirse en los candidatos de su partido en las elecciones presidenciales de noviembre. En una de las contiendas más reñidas de los últimos 50 años, especialmente en el banco demócrata, Obama –el primer político negro que asciende hasta esta posición– se impuso a sus dos principales contendientes, quedando por delante de Hillary Clinton, la favorita a nivel nacional), relegada a la tercera posición por detrás de John Edwards que obtiene un destacado segundo puesto.

Noticia publicada el 04-01-2008

L D (EFE) Finalmente, Obama obtuvo el primer puesto en la primera fase de la carrera demócrata con el apoyo del 38 por ciento de los votantes, ocho puntos porcentuales por encima de Edwards (30 por ciento) y del 29 por ciento de Hillary Clinton. Es cuando menos reseñable la diferencia de casi diez puntos porcentuales que le saca el aspirante norteafricano a la favorita a nivel nacional, la ex primera dama. Obama ha sabido atraer a una importante masa de votantes con su mensaje de cambio.   
 
El ex senador Edwards, por su parte, repite en la segunda posición obtenida en  los caucus de 2004. Tanto el abogado como la senadora Clinton, sin embargo, optaron por un tono muy optimista y dijeron que están más dispuestos que nunca a seguir en la larga batalla que conducirá a elegir un candidato demócrata a la Casa Blanca.
 
En el bando republicano, el ex gobernador de Arkansas Mike Huckabee se impuso por un amplio margen al resto de aspirantes, con un mensaje conservador que le permitió conectar con la derecha cristiana de Iowa. El ex pastor evangélico obtuvo el 34 por ciento de los votos, seguido muy por detrás del ex gobernador de Massachusetts Mitt Romney, con un 24 por ciento, y del actor y ex senador Fred Thompson con un 14 por ciento.
 
Huckabee aseguró estar "asombrado y alentado" por su victoria, pero prefirió no dejarse llevar por la euforia y dijo que "este triunfo no termina aquí sino en la Casa Blanca dentro de un año". "Hemos demostrado que la política en EEUU está en las manos de su pueblo, y no en las de los que proporcionan el dinero", apreció Huckabee, quien hasta el momento ha tenido menos éxito que sus colegas en la recaudación de fondos.
 
El ex gobernador también prometió que en caso de ser elegido presidente de Estados Unidos será "parte de la clase que entrega sus servicios" bajo la autoridad de "la población que es la clase que manda". Romney, por su parte, se mostró contento de haber logrado la "medalla de plata" y aseguró que eso no significa que en la próxima competición "no gane la de oro".
 
El ganador demócrata, Barack Obama, de 46 años, compareció radiante ante sus seguidores y en un discurso esperanzado en el futuro de este país, aseguró que, en noviembre, se convertirá en el presidente de EEUU. Acompañado por su esposa y sus dos hijas, se mostró convencido de que a EEUU le ha llegado el momento de "ir más allá de las divisiones" para construir "la coalición del cambio en este país". 
 
Obama aprovechó la atención pública para subrayar sus promesas sociales, y se definió como el presidente que logrará el seguro médico para todos en EEUU, el recorte de impuestos para la clase media y que conseguirá librar al país de la tiranía del petróleo. En un mensaje conciliador, dijo que no existe un Estados Unidos republicano y otro demócrata, sino que "somos los Estados Unidos de América. Estamos preparados para creer otra vez".
 
Hillary Clinton, por su lado, compareció acompañada de su marido Bill Clinton para asegurar que estaba orgullosa de su resultado y para insistir, como ha venido haciendo en estos días de campaña, que EEUU "necesita un nuevo comienzo". Tras declararse "absolutamente lista para continuar con esta campaña", resaltó su determinación a "restaurar la autoridad moral de EEUU en el mundo" y a "poner fin a la guerra en Irak. "Tenemos un largo camino por delante", dijo, tras felicitar a Obama y a Edwards, con lo que ha conseguido hacer calar el mensaje de que la Casa Blanca tendrá un nuevo ocupante demócrata a partir del próximo año.
 
La celebración de los "caucus" de Iowa provocó la primera baja entre la larga lista de los aspirantes presidenciales, la de los senadores demócratas Chris Dodd y Joseph Biden, que no superaron el 1 por ciento de los votos. El ex alcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani, que encabeza las encuestas nacionales con un 20 por ciento, obtuvo sólo un 4 por ciento en Iowa donde, a diferencia de sus oponentes, no ha realizado una campaña intensa.
 
Según declaró a la cadena CNN, Giuliani ha preferido repartir sus esfuerzos de manera igualitaria en todos los estados del país, por lo que no le sorprende el resultado obtenido en Iowa. Otro de los republicanos favoritos a nivel nacional, el senador por Arizona John McCain, que aparece segundo en las encuestas tras Giuliani, obtuvo en Iowa un 13 por ciento de los votos, lo que le coloca en cuarto lugar en Iowa.
 
 



Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados