Menú

Ocho muertos en Pakistán por la explosión de una bomba colocada en un autobús

La Policía de la región paquistaní del Punjab ha confirmado que al menos ocho personas han muerto por la explosión de una bomba colocada en un autobús de las fuerzas de seguridad. Según testigos presenciales, el terrorista circulaba en una motocicleta cuando accionó el detonra justo al paso del autocar. La onda expansiva alcanzó un autobús escolar dejando tres menores heridos. Pakistán está viviendo durante el presente año una ola de atentados que han dejado más de seiscientos muertos.

0
La Policía de la región paquistaní del Punjab ha confirmado que al menos ocho personas han muerto por la explosión de una bomba colocada en un autobús de las fuerzas de seguridad. Según testigos presenciales, el terrorista circulaba en una motocicleta cuando accionó el detonra justo al paso del autocar. La onda expansiva alcanzó un autobús escolar dejando tres menores heridos. Pakistán está viviendo durante el presente año una ola de atentados que han dejado más de seiscientos muertos.
"
LD (Agencias) El oficial de la Policía paquistaní Waseem Ahmed Khan ha declarado al canal de televisión Geo TV que al menos ocho personas han muerto y otras cuarenta resultaron heridas después de que un terrorista suicida hiciera estallar una bomba al paso de un autobús de las fuerzas de seguridad.
 
El ataque ha tenido lugar cerca de un centro de entrenamiento de personal de una agencia de seguridad en el área de Sargodha, en la región oriental del Punjab. Ahmed Khan indicó, según testigos presenciales, que el agresor llevaba su carga en una motocicleta que hizo estallar al paso del autocar. Añadió que la explosión alcanzó también un autobús escolar que se encontraba cerca al momento de la explosión. Tres niños resultaron heridos.
 
Geo TV indicó que los heridos, entre ellos al menos veintidós con quemaduras graves, han sido trasladados a diversos hospitales de la zona, que se han declarado en estado de emergencia, mientras el área del ataque ha sido acordonada por la Policía y el Ejército.
 
Este atentado se produce dos días después de que otro suicida causara la muerte a siete personas y heridas a una quincena al hacer estallar su carga en un puesto policial en las proximidades de la residencia del presidente de Pakistán, Pervez Musharraf, en la ciudad de Rawalpindi, muy cerca de Islamabad. Este país está viviendo durante el presente año una ola de atentados, la mayoría suicidas, que han dejado más de seiscientos muertos.
 
Los ataques se incrementaron a partir de mediados de julio, después del asalto del Ejército a la Mezquita Roja de Islamabad, considerada un feudo de radicales y terroristas islámicos. El pasado día dieciocho, un doble atentado suicida acabó con la vida de unas 140 personas e hirió a medio millar en Karachi (sur), donde la principal líder de la oposición, la ex primera ministra Benazir Bhutto, realizaba una marcha para celebrar su regreso a Pakistán tras casi nueve años de exilio.

Temas

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios