Menú

Por primera vez un general de la dictadura argentina admite torturas y ejecuciones

El general retirado Ramón Díaz Bessone, uno de los cuarenta militares reclamados por el juez Baltasar Garzón, admitió en un programa de televisión francés que se emitirá este lunes que miles de personas fueron torturadas y ejecutadas clandestinamente durante la última dictadura militar argentina.

L D (EFE) El diario Página/12 adelantó este domingo las declaraciones que hizo Díaz Bessone para un reportaje que será difundido por Canal Plus de Francia, en el que intenta probar que la "guerra sucia" librada en Argentina por el Estado entre 1976 y 1983 fueron copiada de la que Francia hizo en Indochina y Argelia.

Las afirmaciones de Díaz Bessone, que dirigió el Cuerpo II del Ejército y fue ministro durante el gobierno militar de Jorge Rafael Videla, constituyen la primera confesión pública de un integrante de la cúpula de la dictadura de que las fuerzas de seguridad argentinas actuaron fuera de la ley, según afirma Página/12 . Díaz Bessone incluso se aventura cifrar en 7.000 los ejecutados durante la represión de opositores al régimen militar, que contrasta con la cifra oficial de 18.000 desaparecidos y mucho más con la de 30.000 que manejan los organismos de derechos humanos.

Esta última cifra le parece simplemente "propaganda" al general retirado, según la información de Pagina/12 sobre el documental "Escuadrones de la muerte. La escuela francesa", realizado por Marie Monique Robin. El general justificó "la guerra sucia" con frases como las siguientes: "¿usted cree que hubiéramos podido fusilar a 7.000?". "Al fusilar tres no más, mire el lío que el Papa le armó a Franco. Se nos viene el mundo encima", opinó. La opción de encarcelar a los opositores tampoco era posible, según Díaz Bessone, porque después "venía un gobierno constitucional y los ponía en libertad" y "salían otra vez a tomar las armas, otra vez a matar".

Díaz Bessone, que fue procesado en Argentina con la restauración de la democracia pero que se benefició de los indultos concedidos, en 1989, por el ex presidente Carlos Menem, es uno de los 40 militares argentinos cuya extradición a España reclamó el juez Garzón para ser juzgados por terrorismo de Estado, genocidio y torturas. El pasado viernes el Gobierno español anunció que desistía de solicitar la extradición en vista de las medidas de la actual Administración argentina para que los represores de la dictadura sean juzgados en el país, lo que no era posible hasta que el Parlamento no anuló este mes las leyes de perdón. Por ese motivo, los 40 detenidos preventivamente a raíz de una orden internacional de captura emitida por Garzón recuperarán la libertad a más tardar el próximo martes, salvo que las denuncias penales que organizaciones de derechos humanos van a presentar el lunes en Argentina los mantengan en prisión.

Díaz Bessone considera en la entrevista que la reconciliación en Argentina después del régimen militar es difícil. "Acá fue una guerra interna, con características de una guerra civil. Cuando se termina la guerra tenemos que convivir los antiguos enemigos. Y eso es muy difícil porque quedan heridas muy profundas que seguimos viviendo en Argentina", señaló a Canal Plus Francia.

Temas

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso