Menú

Putin desluce el aniversario de la II Guerra Mundial exculpando a la URSS de sus crímenes

Los actos que se celebraron este martes en Gdansk (Polonia) para conmemorar el inicio de la Segunda Guerra Mundial, han transcurrido marcados por las disputas desatadas entre Rusia y Polonia, después de que Putin se negase a condenar la actuación de la URSS en la contienda. 

Los actos que se celebraron este martes en Gdansk (Polonia) para conmemorar el inicio de la Segunda Guerra Mundial, han transcurrido marcados por las disputas desatadas entre Rusia y Polonia, después de que Putin se negase a condenar la actuación de la URSS en la contienda. 

La jornada de conmemoración, a la que asistieron más de 20 jefes de Estado europeos, ha estado marcada por el cruce de declaraciones entre Rusia y Polonia, que han desatado viejos rencores.

De nada sirvió que al inicio de la ceremonia, ambos países se comprometieran, inicialmente, a que "disputas históricas por la Segunda Guerra Mundial obstaculicen su cooperación bilateral", ni que el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso tratara de calmar los ánimos resaltando "la importancia de mantener la unidad de Europa".

La actitud del primer ministro ruso Vladímir Putin, originó una serie de declaraciones nada afortunadas por ambas partes. Putin insistió ayer en la actitud que llevaba manteniendo algunos días, de exculpar a la Unión Soviética de cualquier tipo de responsabilidad en el estallido de la cruenta guerra, llegando a calificar de "moralmente inaceptable" los pactos alcanzados con la Alemania nazi, incluido el firmado con Joseph Stalin con el propio Hitler en 1939 que permitió la invasión de Polonia y dio comienzo, oficialmente, a la Segunda Guerra Mundial.

Estas afirmaciones iniciaron una discusión sobre quién estuvo detrás del inicio de la contienda, setenta años después. Lech Kaczynski, el presidente polaco, calificó de "puñalada en la espalda" la invasión del Ejército rojo del Este de Polonia, el 17 de Septiembre de 1939.

Incluso, llegó a establecer una comparación entre el Holocausto y la matanza de 20.000 oficiales polacos por parte del ejército ruso; asegurando que su país aún se encuentra a la espera de que Rusia anuncie sus disculpas por la matanza. Putin respondió, aludiendo al enorme número de víctimas rusas en la contienda mundial, que aseguró que fueron "casi la mitad de los caídos".

La ceremonia comenzó con el encuentro del primer ministro polaco, Donald Tusk, con el presidente ruso, en el balneario polaco de Sopot donde ambos convinieron dejar la historia para los historiadores, pacto que no cumplieron.

Temas

En Internacional

    0
    comentarios
    Acceda a los 8 comentarios guardados

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador