Menú

REACCIONES: Payá, Zoé Valdés, Guedes, Leyva, Recarte...

La muerte del preso político cubano Orlando Zapata han generado dolor, y sobre todo indignación, entre quienes vienen exigiendo democracia y libertad en Cuba. Estas son algunas de las reacciones que ha recogido LD. Su madre también ha lanzado un mensaje a través de internet.

libertad digital
0

La madre del preso político asesinado, Reina Tamayo Danger, en un mensaje difundido a través de internet se mostraba desconsolada. Rota por el dolor ha denunciado que la muerte de su hijo ha sido "un asesinato premeditado". "Mi hijo ha sido torturado en todo el tiempo que ha estado en prisión, ha sido objeto de sufrimiento".


El escritor y periodista Carlos Alberto Montaner afirmó que "la muerte de este joven es realmente un asesinato del gobierno cubano". Pero quiso dejar patente la actitud del Ejecutivo socialista con la dictadura. "El canciller Moratinos y el Gobierno de Zapatero se han convertido en cómplices de la dictadura cubana. Cuando ellos intentan, y llevan años intentando, debilitar la posición común de la UE para que la UE no proteste colegialmente por la violación de los derechos humanos en Cuba lo que están haciendo con esto es convertirse en verdaderos cómplices de la dictadura", denunció. Aunque Montaner espera que "este caso terrible sirva para que por lo menos el Gobierno español del señor Zapatero tenga la decencia de abandonar esa posición tan miserable que tiene con relación a los presos políticos en Cuba".

Alberto Recarte enfatizó que ésta ha sido la muerte de un disidente y "la disidencia en Cuba es absolutamente pacífica". "Lo que han hecho es hablar, escribir o reunirse, y la reacción del régimen han sido actos de repudio, violentos" y condenas recogidas en el código penal cubano que pueden llegar a los treinta años de cárcel. "Orlando Zapata era un preso más, que vivía como el resto de disidentes encarcelados, privado muchas veces de alimentación, sin medicinas, sin visitas, torturado...", denunció el presidente de LD antes de censurar la actuación del gobierno español con la dictadura. Recarte recordó que Zapatero se planteó al comienzo de su gobierno acercar la UE a los Castro, algo a lo que se opusieron varios países, entre ellos los del este, y censuró su tibieza este miércoles. "Es llamativo que Zapatero no haya dicho ni una palabra sobre esta muerte y Rubalcaba, sobre otro preso que viene de Cuba, de Guantánamo, diga que está encantado de que haya venido y de que pueda rehacer su vida", dijo Recarte, para quien estas reacciones exponen claramente "dónde se sitúa el gobierno español en relación con personas que defienden la libertad de una y otra manera".

Carlos Payá, representante en España del Movimiento Cristiano de Liberación, destacó el "dolor" que le causaba la "muerte de un hermano de lucha" y demandó que este fallecimiento suponga "un punto de inflexión" en ese "apoyo velado al régimen" de ciertos países que rechazan hablar con la disidencia. "Tiene que servir de revulsivo para que se trate a la dictadura de los Castro como a las dictaduras de otros signos", exigió. Lamentó que ante un caso así "gran parte de la opinión pública y de los medios hayan mirado para otro lado" y recordó al gobierno español que "con el caso cubano no puede haber relaciones normales". También alertó de la posible "ola represiva" que tras esta muerte puede desatar la dictadura contra la disidencia y reveló que la casa de una tía de Oswaldo Payá ha sido apedreada.

La escritora cubana Zoé Valdés, muy afectada por la noticia, explicó que llevaban "muchos meses pidiendo que el mundo se movilice" ante casos como el de Zapata y denunció, rotunda, que "no murió de muerte natural" sino que "ha sido asesinado vilmente por la dictadura castrista". "Era un hombre joven, su madre sufrió tremendamente", recordó la escritora. "¿Dónde estaban Zapatero y Moratinos? Hoy han dicho que estaban conmovidos pero no basta, no creo en esa emoción", ha denunciado.

Desde La Habana, Miriam Leyva, una de las fundadoras de las Damas de Blanco, expresó su indignación por la noticia y reveló que la dictadura "tiene el cadáver secuestrado". Leyva recordó, además, que quedan 53 presos políticos en la isla y que "peligra la vida de varios", en condiciones muy precarias con "tortura física y psíquica". En su opinión, lo ocurrido "debe mover a España" a reaccionar y lamentó declaraciones como las de Elena Valenciano diciendo que no van a variar las relaciones con la isla. "Es un bochorno, insulta al pueblo español", ha exclamado.

Mientras, en declaraciones a Es Noticia, la secretaria nacional del Directorio Democrático Cubano manifestó que "en Cuba existe una dictadura desde hace 51 años, un terrorismo de estado". Según denunció Janisset Rivero, la muerte de Orlando Zapata “no es un caso aislado, es una práctica que comprueba la tortura en Cuba, en las prisiones” y demandó al Gobierno español que no sea "complaciente" con un gobierno criminal. 

En Casa de Herrero, el vicepresidente de la Unión Liberal Cubana, Tony Guedes, condenó "el asesinato de Orlando Zapata, que se podía haber evitado". "Es un día triste para todos los que aman la democracia y la libertad en el mundo entero" ha asegurado el cubano exiliado en España.

Desde Solidaridad Española con Cuba (SEC) han mandado un comunicado en el que envían “nuestro más sentido pésame a la familia de Orlando Zapata Tamayo”. En él responsabilizan a la dictadura castrista de la muerte del preso de conciencia. “También queremos hacer un especial reconocimiento a la madre de Orlando, Dama de Blanco Reina Tamayo Danger, valiente cubana que se ha mantenido firme ante las injusticias que sufrió su hijo en prisión, y que, como luchó por la libertad de Orlando lucha ahora por la liberación de todos los presos de conciencia cubanos”. También piden al Gobierno español que tome “buena nota de lo ocurrido”.

Por su parte, la plataforma de disidentes cubanos Cuba Democracia ¡Ya! también responsabilizó a las autoridades cubanas del "asesinato". Así lo manifestó el presidente de esta organización, Rigoberto Carceller, en una concentración celebrada frente a la Embajada de Cuba en Madrid. "Fueron los carceleros los primeros que indujeron este asesinato negándole durante 18 días que pudiera beber agua", dijo Carceller.

Carceller también denunció que las autoridades cubanas "han amenazado a varios disidentes hace unos cuantos días" para "que no fueran a participar en el funeral", añadió, al tiempo que señaló que las fuerzas del orden cubanas "tienen tomada" la localidad de Banes, de donde era originario Zapata. En su opinión, las autoridades españolas "deberían tomar nota" de este suceso. "El Gobierno de España se está haciendo demasiado sordo. No quiere escuchar nada, ni siquiera quiere ver ahora mismo un cadáver que tiene en la punta de su nariz", manifestó.

Temas

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 1 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation