print
PRIMER DISCUSO ANTE LA EUROCÁMARA

Sarkozy anima a los eurodiputados a "hablar sin tabúes" sobre el futuro de la UE

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, aseguró que el nuevo Tratado de la Unión Europea "no resuelve la crisis política europea" y pidió un debate "sin tabúes" sobre el futuro de la Unión. En un discurso ante el pleno del Parlamento Europeo, Sarkozy destacó que aún quedan por cerrar varias "cuestiones políticas", entre ellas la identidad y las fronteras de Europa. Subrayó que la UE no debe ser "una máquina" administrativa, sino una "esperanza" que atienda a las necesidades de los ciudadanos.

SARKOZY SACA A EUROPA DE LA SIESTA, por Víctor Gago

Noticia publicada el 13-11-2007

LD (EFE) En un discurso pronunciado ante el pleno del Parlamento Europeo, el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, defendió sus propuestas para dar un nuevo impulso a la UE, como la creación de un "comité de sabios" sobre el futuro de la Europa comunitaria. Subrayó que la aprobación del Tratado de Lisboa ha solucionado la cuestión institucional pero ahora quedan por cerrar las "cuestiones políticas", entre las que citó la identidad y las fronteras de Europa, así como la protección ante la competencia económica desleal y el capitalismo especulativo.
 
Sarkozy afirmó que "la palabra protección no debe ser prohibida" y dijo que es necesario debatir una "preferencia comunitaria" frente a países con barreras comerciales. La fiscalidad ecológica, la creación de un Gobierno económico de la UE, la protección a la agricultura, la construcción de una defensa europea y la renovación de la OTAN fueron otros elementos clave que según Sarkozy hay que incluir en la nueva discusión.
 
El presidente galo insistió en que con el nuevo Tratado "Europa ha elegido la democracia, y en una democracia hace falta poder debatir todo". Enseguida dijo que la UE no debe ser "una máquina" administrativa, sino una "esperanza" que atienda a las necesidades de los ciudadanos, por lo que Europa debe aceptar la "diversidad" de opiniones y debatir "sin tabúes". Recordó que el rechazo de Francia y Holanda a la Constitución europea se debió a "una profunda crisis de desconfianza" respecto a Europa.
 
También advirtió de que los pueblos europeos afrontan "una crisis de identidad muy profunda" que está vinculada "a la globalización y a la mercantilización del mundo", por lo que esperan respuestas de la Unión Europea.


Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados