Menú

Soldados británicos comienzan a desmantelar la torre de vigilancia militar de Armagh tras el anuncio del IRA

El Gobierno del Reino Unido ha ordenado a su Ejército que comience a desmantelar la torre de vigilancia militar instalada en el condado fronterizo de Armagh, en el sur del Ulster. La medida forma parte de la actualización del programa de "normalización de las medidas de seguridad", uno de los puntos incluidos en los "Acuerdos del viernes santo" para desmilitarizar la provincia. Otro gesto de buena voluntad tomado por Londres después del anuncio del IRA es la reforma de la legislación antiterrorista para permitir el regreso de los paramilitares fugados.

0
El Gobierno del Reino Unido ha ordenado a su Ejército que comience a desmantelar la torre de vigilancia militar instalada en el condado fronterizo de Armagh, en el sur del Ulster. La medida forma parte de la actualización del programa de "normalización de las medidas de seguridad", uno de los puntos incluidos en los "Acuerdos del viernes santo" para desmilitarizar la provincia. Otro gesto de buena voluntad tomado por Londres después del anuncio del IRA es la reforma de la legislación antiterrorista para permitir el regreso de los paramilitares fugados.
Torre de vigilancia militar de Armagh.
LD (EFE) En respuesta al anuncio del fin de la lucha armada del Ejército Republicano Irlandés (IRA), el Gobierno británico inició este viernes el desmantelamiento de una torre de vigilancia militar en el condado fronterizo de Armagh, en el sur del Ulster.
 
El Ejecutivo de Londres también ha indicado que publicará próximamente una versión actualizada de su programa de "normalización de las medidas de seguridad", uno de los puntos incluidos en los "Acuerdos del viernes santo" (1998) para completar la desmilitarización de la provincia. Fuentes oficiales añadieron que las autoridades competentes abordarán, además, una reforma de la legislación antiterrorista vigente con vistas a permitir la vuelta de los paramilitares que se encuentras fugados.
 
Todos esas iniciativas se interpretan como gestos de buena voluntad por parte de Londres en respuesta a la decisión del IRA de abandonar definitivamente las armas y perseguir sus objetivos -la reunificación de la isla de Irlanda- por medios pacíficos y democráticos. El ministro británico para el Ulster, Peter Hain, indicó también que, durante los próximos meses, tratará de rescatar otras iniciativas que se abandonaron en 2003 ante la imposibilidad de restaurar la autonomía de la provincia.
 
Mientras tanto, los Gobiernos británico e irlandés han iniciado contactos informales para analizar la posición de los partidos unionistas tras la declaración del IRA y las perspectivas de sentar en la mesa de negociación a las partes enfrentadas. No obstante, Hain consideró que los unionistas, en particular el mayoritario Partido Democrático Unionista (DUP) -que lidera el reverendo radical Ian Paisley-, no hablarán con el Sinn Fein hasta que haya pruebas sólidas del desarme de su brazo armado, el IRA.
 
En este sentido, el ministro confió en que el general canadiense John de Chatelain, presidente de la Comisión Internacional Independiente de Desarme informaría pronto sobre la marcha del proceso de destrucción de los arsenales republicanos. La IIDC ha incluido en su equipo, a petición del IRA, a dos observadores independientes (un clérigo católico y otro protestante), podría confirmar que la organización ha efectuado un acto de desarme en las próximas 48 horas.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios