Menú

Tres diputados laboristas y un Lord británico, procesados por abuso de gastos

Según la Fiscalía, tres parlamentarios laboristas y uno conservador serán procesados por robo en relación con el escándalo por el abuso de las dietas por parte de los miembros del Legislativo. Los parlamentarios rechazan los cargos y anuncian que se defenderán de las acusaciones.

Los acusados son los laboristas Elliot Morley, Jim Devine y David Chaytor, todos ellos miembros de la Cámara de los Comunes, y Paul Hanningfield, miembro conservador de la Cámara de los Lores.

En un comunicado conjunto, los parlamentarios rechazaron cualquier cargo penal presentado en su contra y afirmaron que defenderán su inocencia ante los tribunales de Justicia. La policía investiga desde mayo pasado una serie de casos en relación con este escándalo, destapado por el diario "The Daily Telegraph".

El rotativo sacó a la luz que más de la mitad de los parlamentarios británicos habían abusado de las dietas a las que tienen derecho para hacer frente a los gastos derivados de tener que trasladarse a Londres desde su circunscripción y de gestionar su escaño.

Se descubrió, por ejemplo, el caso de parlamentarios que reclamaban una compensación por el pago de una hipoteca cuando ya habían dejado de pagarla o episodios tan grotescos como el del empleo de estos fondos públicos para que un diputado millonario costeara una casa para patos en su casa de campo.

El dinero público se empleó también para pagar el alquiler a familiares, arreglar jardines particulares, amueblar domicilios, mantener pistas de tenis y piscinas, comprar pañales y alquilar películas porno, en un escándalo que ha dañado seriamente la reputación del Parlamento de Westminster ante los ciudadanos.

Tras una revisión, la mayoría de los parlamentarios que incurrieron en irregularidades tendrá que devolver el dinero -con cantidades de hasta 50.000 euros-, pero Keir Starmer, portavoz de la Fiscalía Pública, afirmó hoy que en estos cuatro casos es necesario un proceso judicial para depurar responsabilidades penales.

"En cuatro casos, hemos llegado a la conclusión de que hay pruebas suficientes de presentar cargos penales y que es una cuestión de interés publico procesar a los individuos implicados", manifestó Starmer.

En total, según informó  Thomas Legg, el responsable de la comisión encargada de investigar el escándalo de las dietas, los diputados británicos tendrán que reembolsar 1,1 millones de libras (unos 1,2 millones de euros) por sus excesivos gastos.

En su informe de la investigación, Legg indicó que las reglas relativas a las dietas eran "vagas" y no había "transparencia" y explicó que la investigación fue difícil por la "falta de pruebas apropiadas" que fundamentasen los gastos, sobre todo en lo relativo al pago de intereses hipotecarios de sus viviendas.

Temas

En Internacional

    0
    comentarios
    Acceda a los 1 comentarios guardados