Menú

Turquía niega que haya lanzado una operación militar en el norte de Irak

Turquía niega que haya lanzado una operación de castigo contra las bases del ilegal Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el norte de Irak y asegura que los movimientos registrados este jueves en la zona fronteriza con el país árabe forma parte de unas "maniobras rutinarias".

Turquía niega que haya lanzado una operación de castigo contra las bases del ilegal Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el norte de Irak y asegura que los movimientos registrados este jueves en la zona fronteriza con el país árabe forma parte de unas "maniobras rutinarias".
LD (EFE) "En estos momento no se está produciendo la entrada (del Ejército) en otro país", aseguró el ministro turco de Asuntos Exteriores, Abdulá Gül, a los periodistas, al ser preguntado por las noticias difundidas sobre el ingreso de miles de militares turcos en el norte de Irak.
 
Fuentes del Ministerio de Defensa de Turquía negaron las informaciones y aseguraron que la actividad registrada este jueves en la frontera entre Turquía e Irak forma parte de la rutina del Ejército y no responde a una operación contra el PKK. Sin embargo, este martes, una agencia de noticias aseguró, citando fuentes del Ministerio de Defensa, que miles de efectivos del Ejército turco habían entrado en el norte iraquí.
 
Desde Alemania, donde se celebra la cumbre del G8, EEUU negó que tropas turcas se hubiesen adentrado en Irak para atacar a grupos kurdos. "No hay ninguna actividad nueva en el terreno", dijo a la prensa Tony Fratto, un portavoz de la Casa Blanca.
 
Por otra parte, fuentes periodísticas consultadas por teléfono desde Diyarbakir, la mayor ciudad del Kurdistán turco, también negaban que se hubiesen producido movimientos significativos de tropas en la frontera.
 
"Hemos hablado con nuestras fuentes kurdo-iraquíes por teléfono y no nos pueden confirmar que los militares turcos hayan lanzado una operación transfronteriza", dijo a Efe el reportero, que pidió el anonimato.
 
A finales de mayo, el jefe del Estado Mayor del Ejército turco, general Yasar Buyukanit, declaró que es necesaria una orden escrita del Gobierno para un despliegue en el norte de Irak. Levent Bilman, portavoz del Ministerio de Exteriores, dijo que no se estaban preparando operaciones al otro lado de la frontera.
 
No obstante, agregó que "la República turca está preparada para cualquier cosa en cualquier momento".
 
El Ejército turco ha intensificado las actividades militares en el sudeste del país y a lo largo de la frontera con Irak, lo que ha hecho pensar en una incursión al país vecino, donde está asentada la minoría kurda, que cuenta con gran autonomía.
 
Según la prensa local, cerca de 100.000 soldados turcos están concentrados en maniobras en casi todas las provincias del sudeste y varias unidades de tanques se han apostado a lo largo de la frontera con Irak.
 
De acuerdo con el general Buyukanit, cerca de un 10 por ciento de los rebeldes kurdos adscritos al PKK está en territorio turco y el resto está esparcido en el norte de Irak, donde tienen su "santuario". Preguntado por los movimientos de tropas en la zona, el alto cargo militar respondió que corresponden a "maniobras normales de primavera".
 
Estas actividades están consideradas como rutinarias dentro de la estrategia del Ejército para frenar la infiltración en Turquía del PKK, tras los duros meses de invierno en los que es imposible desplazarse en ese inhóspito territorio.
 
El PKK ha ampliado sus actividades armadas, en las que este martes resultaron heridos seis soldados, mientras que el lunes en otro ataque mataron a siete efectivos turcos e hirieron a nueve.
 
En Turquía viven más de 12 millones de kurdos y, desde que el PKK recurrió a las armas en 1984 para reivindicar la independencia del Kurdistán, han muerto más de 35.000 personas en ese conflicto.

Temas

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso