Menú

Un grupo represivo de la dictadura castrista impide a palos que unos disidentes celebren el día de los Derechos Humanos

Unas 200 personas de los escuadrones represivos que coordina el Ministerio del Interior castrista impidió por la fuerza el desarrollo de una marcha pacífica organizada por un pequeño grupo de demócratas en una céntrica plaza de La Habana en el Día de los Derechos Humanos. Al menos tres de los alrededor de una docena de participantes en la marcha, organizada por el Consejo Nacional del Frente Patriótico Nacional, fueron metidos a la fuerza en coches y taxis parados por la turba y sacados del lugar por los esbirros de la dictadura, según ha constatado Efe. Los brutales Comités de Defensa de la Revolución son uno de los principales instrumentos represivos del régimen de Castro.

0
Unas 200 personas de los escuadrones represivos que coordina el Ministerio del Interior castrista impidió por la fuerza el desarrollo de una marcha pacífica organizada por un pequeño grupo de demócratas en una céntrica plaza de La Habana en el Día de los Derechos Humanos. Al menos tres de los alrededor de una docena de participantes en la marcha, organizada por el Consejo Nacional del Frente Patriótico Nacional, fueron metidos a la fuerza en coches y taxis parados por la turba y sacados del lugar por los esbirros de la dictadura, según ha constatado Efe. Los brutales Comités de Defensa de la Revolución son uno de los principales instrumentos represivos del régimen de Castro.
Grupos represivos contra démocratas en Cuba.
L D (EFE) Algunos de los manifestantes fueron agredidos con codazos, empujones y arrastrados a la fuerza fuera del parque en el que se desarrollaba la marcha, en el barrio capitalino de El Vedado. A uno de ellos le arrancaron entre tres personas una camiseta blanca con la palabra "cambio" que se había descubierto cuando empezaron los incidentes.

La prensa extranjera fue también increpada por las personas que boicotearon la concentración disidente, quienes lanzaron gritos como "mercenarios" y "gusanos". Los opositores, sin carteles ni proclamas, pudieron comenzar su recorrido alrededor del parque, pero mediado el itinerario empezaron a ser increpados por unas 200 personas que se encontraban en el lugar participando, según dijeron, en una actividad del Día de la Defensa Nacional. Al grito de "Viva la Revolución" y "Viva Fidel", los esbirros del régimen obstaculizaron inicialmente el discurrir de la marcha para terminar agrediendo a los participantes.

Entre los opositores que fueron sacados por la fuerza de la concentración se encuentran el periodista independiente Carlos Ríos y el disidente Darsi Ferrer, dos de los promotores de la actividad. Además, según ha informado Elizardo Sánchez, líder de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, el periodista independiente Julio Aliaga fue detenido en El Vedado cuando se dirigía a la concentración.

Ferrer indicó a Efe momentos de empezar la caminata que "no se trata de un acto contrarrevolucionario ni una manifestación en demanda de nada, sino una simple marcha en el día de los derechos humanos".
 
La Damas de Blanco, un domingo más por la libertad 
 
Poco después de los incidentes de El Vedado, alrededor de treintena de mujeres del colectivo "Damas de Blanco", que agrupa a esposas de disidentes presos, marcharon pacíficamente por la Quinta Avenida del barrio habanero de Miramar tras asistir a la tradicional misa del domingo en demanda de la liberación de los opositores en prisión. La marcha concluyó frente a la iglesia de Santa Rita con gritos de "Vivan los Derechos Humanos" y "Libertad para nuestros presos políticos".
 
Los incidentes de El Vedado demuestran, según Laura Pollán, portavoz de las "Damas", que el cubano "es un gobierno represivo, que no respeta los derechos humanos".

Miriam Leiva, esposa del ex preso político Oscar Espinosa, opinó que "todos los cubanos tenemos derecho a expresar nuestras opiniones y no debía haber represión". "La violencia de hoy por parte del Gobierno cubano contra los manifestantes en un acto condenable porque eso demuestra que no hay respeto por los derechos humanos en Cuba", añadió Leiva en declaraciones a Efe.

A la misa acudió también el disidente Héctor Palacios, excarcelado el pasado miércoles por motivos de salud, quien consideró que el incidente de hoy "es un mensaje que está enviando el Gobierno de que no está en condiciones de oír". "Ellos quieren discutir con el Gobierno norteamericano, sin embargo no son capaces de discutir con su propio pueblo", agregó. "Los que fueron hoy a esa marcha lo hicieron de forma pacífica, los recibieron a golpes, y así es como reacciona el Gobierno, ése es el mensaje que está enviando en estos momentos", insistió "Pero dentro de unos meses enviará otro, no cabe duda, que la Historia está con nosotros y se está al cumplir el deseo del pueblo cubano de ser libre", dijo.

La excarcelación de Palacios, condenado a 25 años en la primavera de 2003, eleva a 16 el número de opositores que han podido salir de prisión con licencias extrapenales por motivos de salud del llamado "Grupo de los 75", que fueron acusados de conspirar con Estados Unidos, atentar contra la independencia del Estado y socavar los principios de la revolución.

Temas

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios