Menú

Miles de personas se manifiestan en Madrid por la libertad del Sáhara

Bajo el lema 'Por un Sáhara independiente. No a la venta de armas a Marruecos. Evitemos otra guerra', 8.000 personas reclamaron al Gobierno que asuma su "responsabilidad" y "no mire para otro lado". "Por encima de la causa del amigo marroquí está la libertad de los saharauis", dijo Rosa Díez.

0
Bajo el lema 'Por un Sáhara independiente. No a la venta de armas a Marruecos. Evitemos otra guerra', 8.000 personas reclamaron al Gobierno que asuma su "responsabilidad" y "no mire para otro lado". "Por encima de la causa del amigo marroquí está la libertad de los saharauis", dijo Rosa Díez.
LD (Agencias) Unas 8.000 personas se concentraron en las calles de Madrid para pedir el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui y exigir a los líderes europeos que contribuyan a buscar una solución "justa y definitiva" a este conflicto, que ayer cumplió 33 años desde que España firmase los acuerdos tripartitos de Madrid, a través de los cuales entregó el territorio a Marruecos y Mauritania.

Bajo el lema 'Por un Sáhara libre e independiente. No a la venta de armas a Marruecos. Evitemos otra guerra', más de 8.000 ciudadanos, según los organizadores, realizaron este mediodía una marcha desde la glorieta de Atocha  hasta el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación. La protesta, convocada por la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS-SAHARA), contó con el respaldo de la plataforma de artistas 'todosconelsahara.com' y con el delegado saharaui para España, Bucharaya Beyun.

Los manifestantes corearon consignas por "la descolonización, independencia y libertad" de la comunidad saharaui y la responsabilidad del Gobierno español en "el cumplimiento de la legalidad internacional". 'Sáhara libre' o 'Zapatero entiende, el Sáhara no se vende', fueron algunos de los cánticos gritados por los participantes, muchos de ellos ciudadanos del Sáhara, ataviados con sus trajes tradicionales -'darraf' para los hombres, y 'melfa' en las mujeres'- y acompañados del ritmo de tambores, gaitas y panderetas.

Artistas y dirigentes políticos


Ante la sede de Exteriores, artistas como Maribel Verdú, Verónica Forqué, Rosa María Sardá, Luisa Martín, Fran Perea o Iciar Bollaín se subieron a un improvisado escenario, para reclamar, en su discurso, que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero "no mire para otro lado" y asuma "su responsabilidad histórica con un pueblo al que en su día consideró español". En concreto, la actriz Rosa María Sardá exigió al Ejecutivo socialista que "defienda un referéndum justo" y "denuncie la vulneración de derechos humanos" que se está produciendo entre este pueblo.

Sardá dio paso a la intervención de Maribel Verdú, Luisa Martín y Verónica Forqué, que llamaron la atención sobre las "detenciones arbitrarias, las torturas y la persecución a líderes saharauis" y emplazaron al Gobierno español a que abandone la venta de material militar al régimen marroquí. Asimismo, denunciaron la firma de un acuerdo de pesca entre la Unión Europea y Marruecos porque "incluye ilegalmente las aguas de las riquezas naturales del pueblo saharaui". "El Sáhara no se vende, de rendirse mejor ni hablamos", proclamaron.

La diputada de UPyD, Rosa Díez, invitó al Ejecutivo a que "piense, sepa y actúe porque por encima de la causa del amigo marroquí está la causa de la libertad de los saharauis". "El Gobierno de Zapatero además de estar en el G-20 tiene que estar con la gente que sufre", indicó, para considerar que el gabinete socialista "está más preocupado por la demoscopia que por la política". Desde IU, Gaspar Llamazares también advirtió de la necesidad de "abandonar la diplomacia de los intereses y abrazar la diplomacia del derecho internacional y de los valores" que, dijo, "es la del Frente Polisario y no la de Marruecos".

Por otra parte, el delegado saharaui para España, Bucharaya Beyun, afirmó que "España sigue siendo responsable política, jurídica y moralmente" de la "represión" de este pueblo y agregó que la propuesta de regionalización, ofrecida por Mohamed VI, es una "escapada hacia delante" y "más de lo mismo". "España fue parte del problema y debe ser parte de la solución", remachó.

En esta línea, José Taboada, representante de la plataforma convocante, CEAS-Sáhara, invitó a los líderes internacionales a que "además de hablar de la crisis financiera internacional", se preocupen porque Marruecos "sigue ocupando a la fuerza" el territorio del Sáhara Occidental. "Ojalá algún día Estados Unidos, con el nuevo presidente, Francia y España ayuden para que se cumpla la legalidad internacional", concluyó.

Temas

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios