Menú

Uribe acepta una "zona de encuentro" provisional de 90 días para hablar con las FARC

El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, anunció este jueves que acepta una "zona de encuentro" provisional de 90 días para definir un acuerdo con las FARC a cambio de la liberación de los secuestrados por parte de los terroristas. "Si las FARC liberan a los secuestrados con la participación de la comunidad internacional, el Gobierno acepta una zona de encuentro para pactar la paz en 90 días con las FARC", dijo Uribe.

El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, anunció este jueves que acepta una "zona de encuentro" provisional de 90 días para definir un acuerdo con las FARC a cambio de la liberación de los secuestrados por parte de los terroristas. "Si las FARC liberan a los secuestrados con la participación de la comunidad internacional, el Gobierno acepta una zona de encuentro para pactar la paz en 90 días con las FARC", dijo Uribe.
L D (EFE) El gobernante añadió que "aquí hay firmeza pero no están cerradas las puertas de la paz". Anunció también que "el Gobierno está dispuesto a liberar guerrilleros si liberan secuestrados" y que "liberaría a los que están en Colombia", aunque "a todos no y con la condición que no se reincorporen al asesinato ni al secuestro".
 
El presidente colombiano anunció esta iniciativa tras una reunión de casi dos horas en la Plaza de Bolívar, centro de Bogotá, con el profesor Gustavo Moncayo, padre del cabo del Ejército Pablo Emilio Moncayo, en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) desde diciembre de 1997.
 
Uribe, que formuló su propuesta ante centenares de personas, entre ellos familiares de secuestrados, acompañado de sus ministros, fue interrumpido, en algunas partes de su intervención, por silbidos y protestas, ante lo cual invitó a quienes manifestaban su disconformidad a hacerlo en la tribuna y facilitó el micrófono.
 
Moncayo, profesor de Ciencias Sociales, caminó más de 850 kilómetros de seis departamentos en 46 días, desde Sandoná suroeste, hasta Bogotá, centro del país, para buscar la firma de un acuerdo humanitario que suponga la libertad de su hijo y de los demás rehenes de las FARC.
 
Moncayo concluyó su travesía a pie el miércoles, cuando llegó a la capital colombiana y se instaló en una tienda de campaña en la Plaza de Bolívar, vecina a las sedes de los poderes, y anunció que permanecerá allí "hasta que se logre el acuerdo humanitario".

Temas

0
comentarios

Servicios

  • Radarbot
  • Biblia Ilustrada
  • Libro
  • Curso