Menú

Washington cree que la suspensión de los vuelos de Air France ha evitado un atentado

Las autoridades estadounidenses creen que la suspensión de los tres vuelos diarios de Air France entre París y Los Angeles en los días de Nochebuena y Navidad ha podido evitar un atentado, pese a que el Gobierno francés no ha encontrado motivos de sospecha.

0
L D (EFE) Según informa el diario The Washington Post, los investigadores estadounidenses creen que hay indicios fundados para creer que existía un plan de la organización integrista Al-Qaeda para secuestrar uno de esos aviones y estrellarlo en la ciudad de Las Vegas (EEUU) u otro punto de la ruta.

La policía francesa ha interrogado en las últimas horas a una docena de pasajeros de estos vuelos, pero todos ellos han quedado en libertad sin cargos. Fuentes oficiales citadas por The Washington Post han informado de que entre los interrogados de manera exhaustiva por la policía francesa había cuatro estadounidenses, un alemán y un belga. Los medios de comunicación franceses informaron de que la policía interrogó a dos hombres de origen árabe, un diplomático y un deportista, a quienes dejó marchar. La prensa de Francia también destaca que las autoridades de EEUU facilitaron a París el nombre de un tunecino con licencia de piloto comercial como sospechoso, pero éste no figuraba en la lista de pasajeros de estos vuelos.

No obstante, las autoridades estadounidenses siguen teniendo sospechas sobre alguno de los pasajeros que debían haber tomado el vuelo 68 de Air France el día de Nochebuena y que finalmente no se presentaron al mostrador de facturación de equipajes. Según las fuentes citadas por The Washington Post, al parecer uno de ellos era un hombre con licencia de piloto. "Todavía tenemos interés en hablar con esas personas que no aparecieron", ha dicho al diario uno de los investigadores, quien aseguró que aún no se ha cerrado el caso por completo.

Pese a que la alarma por la cancelación de los vuelos de Air France ha pasado, aún sigue habiendo razones para mantener el nivel de alerta y "existe una gran preocupación acerca de que algo muy grave pueda ocurrir". Hay sospechas de que hay miembros de Al-Qaeda, organización acusada de organizar los atentados del 11 de septiembre de 2001 en EEUU, que tienen todo a punto para actuar de nuevo, a la espera sólo de que se lo ordenen sus superiores. Por este motivo, el nivel de alerta antiterrorista en Estados Unidos se incrementó el pasado domingo de "elevado" a "alto", con el objetivo de que la mayor vigilancia y presencia militar y policial en las calles sirva de elemento disuasorio, afirmaron.

El diario Los Angeles Times destaca que los informes recopilados por los servicios de inteligencia coinciden en una cosa: los cabecillas de Al-Qaeda siguen convencidos de que secuestrar y estrellar aviones sigue siendo el método de atentado más eficaz. La diferencia con respecto a los perpetrados en Nueva York, Washington y Pensilvania el 11-S, que costaron la vida a más de 3.000 personas, es que ahora los eventuales objetivos pueden ser centrales nucleares, plantas petroleras y presas. Un investigador, cuyo nombre no ha sido revelado, ha dicho a este periódico que "la amenaza es amplia y seria, y no va a desaparecer con la cancelación de un par de vuelos comerciales". "No se trata de sólo un lugar, no se trata sólo de un punto de partida y de llegada. No es sólo Francia y Los Angeles", dice.

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD