Menú

Zapatero encuentra en la Biblia una mención a "la explotación del jornalero"

  • Menciones a los parados, los inmigrantes y los homosexuales
  • Leyó un capítulo de la Biblia
  • Encendido elogio a la nación americana
  • Evitó inclinar la cabeza durante el rezo

libertad digital
0

El Desayuno de Oración dio comienzo en Washington con gran expectación por la presencia de Zapatero. Obama saludó brevemente a los presentes, incluido al presidente del Gobierno. Zapatero evitó agachar la cabeza durante el rezo, como hicieron todos los asistentes. Sentado al lado de Michelle Obama, el presidente del Gobierno escuchó el "Dios bendiga a América" que inauguró el acto y posteriormente un senador pronunció una oración con la que todos los presentes inclinaron sus cabezas excepto el mandatario español.

Zapatero comenzó su discurso dando las gracias por haber sido invitado a la Oración en nombre de España. Ante lo insólito de su intervención en castellano por su desconocimiento del inglés -una intérprete tuvo que ir traduciendo su discurso-, el presidente encontró una excusa. Apuntó que el español que él iba a utilizar es la "lengua en la que por primera vez se rezó al Dios del evangelio en esta tierra". "Nadie como ustedes conoce el valor de la libertad religiosa", dijo el presidente en el primero de los muchos elogios que dedicó a EEUU.

Sobre España, destacó que es "una nación diversa", de "las más antiguas del orbe". Citando a Carlos Fuentes, apuntó que es "la más multicultural de las tierras de Europa, la España celta e ibera, fenicia, griega, romana, judía, árabe y cristiana". "Sobre todo cristiana", destacó.
 

El presidente del Gobierno eligió como cita bíblica un pasaje del Deuteronomio con un contenido de lo más "social":

No oprimirás al jornalero pobre y menesteroso, ya sea de tus hermanos o de los extranjeros que habitan en tu tierra dentro de tus ciudades. 15 En su día le darás su jornal, y no se pondrá el sol sin dárselo; pues es pobre, y con él sustenta su vida.

Sin embargo evitó terminar este pasaje del Antiguo Testamento que acaba diciendo: "para que no clame contra ti a Jehová, y sea en ti pecado".

Continuó hablando de los que "pasan hambre" y citó específicamente la catástrofe de Haití y la situación de los inmigrantes. Además, nombró el problema del paro e indicó que quería "proclamar el compromiso con los hombres y mujeres padecen la falta de trabajo" .

Posteriormente, realizó un guiño al colectivo homosexual, que le había pedido un gesto, y subrayó poco después de recitar la Biblia que "mi plegaria quiere reivindicar la libertad de todos para vivir su propia vida para vivir con su persona amada y ser respetado por ello". En su opinión, la verdadera tolerancia "es descubrir, conocer y reconocer al otro. El odio nace de la ignorancia y la paz y la concordia nacen del conocimiento".

En este punto hizo su esperable mención a la Alianza de Civilizaciones: "España ya fue en el pasado ejemplo de convivencia entre las tres religiones del Libro, Judaísmo, Cristianismo e Islam, y hoy defiende en el mundo la tolerancia religiosa y el respeto a la diferencia; el diálogo, la convivencia de las culturas, la Alianza de las Civilizaciones".

El presidente también habló sobre el fundamentalismo religioso al subrayar que "Estados Unidos sabe que la utilización de la fe espuria para justificar la violencia puede ser muy destructiva" y pidió un recuerdo, que ya fuese "desde una dimensión trascendente o cívica", para "nuestras víctimas del terrorismo".

Su última cita fue un conocido pasaje del Quijote: “Por la libertad, así como por la honra se puede y debe aventurar la vida, y, por el contrario, el cautiverio es el mayor mal que puede venir a los hombres. La libertad es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos…” "Que ese don siga iluminando a América y a todos los pueblos de la tierra", concluyó.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 118 comentarios guardados

    Servicios