Menú

Zelaya ignora las críticas y vuelve para acampar en la frontera de Honduras

A pesar de las críticas que ha despertado su estancia de dos horas en Honduras, Zelaya ha regresado al puesto fronterizo dispuesto a volver al país del que fue expulsado. Su intención ahora, dice, es acampar para esperar a sus seguidores.

0
A pesar de las críticas que ha despertado su estancia de dos horas en Honduras, Zelaya ha regresado al puesto fronterizo dispuesto a volver al país del que fue expulsado. Su intención ahora, dice, es acampar para esperar a sus seguidores.

El número orquestado por Manuel Zelaya en la frontera el pasado viernes, cuando entró, se hizo la foto y se volvió, ha sido criticado por EEUU a través de Hillary Clinton, que lo tachó de imprudente. Pese a ello, el ex presidente hondureño ha regresado a la frontera de su país, al parecer dispuesto a entrar.

Zelaya llegó procedente del municipio nicaragüense de Ocotal, provincia de Nueva Segovia y a 225 kilómetros al norte de Managua, donde pernoctó tras fracasar por segunda vez en su intento de entrar a su país. La primera fue por aire, en un avión venezolano, y la segunda fue por tierra, sólo para dejarse fotografiar tras la frontera con Managua.

El derrocado gobernante hondureño está acompañado por el canciller venezolano, Nicolás Maduro, colaboradores y cientos de seguidores, y llegó al puesto fronterizo ataviado con una camisa color blanco a mangas, su acostumbrado sombrero vaquero y con un megáfono en la mano. "Fuera (Roberto) Micheletti, fuera Micheletti", gritaba un eufórico Zelaya a través del megáfono, mientras era coreado por sus seguidores.

El derrocado gobernante anunció que instalarán campamentos en Las Manos, en el lado nicaragüense de la frontera, a la espera de sus compatriotas y su familia, antes de retornar a Honduras. "Hoy vamos a poner aquí campamentos, con agua (y) comida. Y aquí vamos a estar hoy en la tarde, hoy en la noche, mañana en la mañana, esperando a los amigos y compatriotas que vienen (de Honduras) y yo esperando a mi familia", precisó.

Zelaya dijo que se mantendrán "firmes" y que el Gobierno de Micheletti no lo vencerá, porque "el pueblo hondureño no se humilla ante nadie, ni puede rendirse antes los fusiles, ni ante ningún dictador". Consideró que la Honduras de hoy es diferente a la Honduras antes de la cuarta urna que le llevó a la expulsión el 28 de junio pasado.

"La Honduras de hoy es valiente. Le hemos dado un ejemplo al mundo que este es un pueblo que sabe resistir la opresión con hidalguía, libertad, dignidad y patriotismo", sostuvo. Asimismo, indicó que organizarán un movimiento, integrado por organizaciones sociales y populares, campesinos, indígenas, entre otros, que llegarán hasta Las Manos, procedente de Honduras, para retornar a su país.

"Nunca vamos a aceptar un presidente que lo pongan los militares. No aceptamos un presidente que lo nombre un Parlamento", (refiriéndose a Roberto Micheletti, nombrado presidente por el Congreso) continuó Zelaya, quien criticaba a los militares de su país por impedir ver a su familia. El lado hondureño de la frontera común se halla resguardado por efectivos del Ejército y de la Policía de Honduras.

Mientras, en Honduras han acusado a las autoridades de matar a un joven del que dicen que es seguidor de Zelaya, versión que la policía niega. La víctima fue identificada como Pedro Magdiel Muñoz, de 23 años, quien murió a causa de múltiples heridas con armas blancas, dijo el médico forense Santos Zepeda, del Ministerio Público.

Antes de que el personal de medicina forense llegara al sitio donde estaba el cadáver, un vecino del sector indicó que el cuerpo de Muñoz, hallado en un predio baldío cercano a una carretera y a un retén militar, presentaba evidencias de haber sido torturado.

Muñoz, según las mismas fuentes habría sido detenido ayer por policías y militares, bajo el argumento de que estaba "fumando marihuana", mientras Zelaya intentaba ingresar por el punto fronterizo de Las Manos. Sin embargo, el portavoz de la Policía, Orlin Cerrato, dijo que el único joven que fue detenido en el sector de El Paraíso, próximo a la frontera, es Gerson Evenor Vilches Almendárez, quien fue puesto en libertad hacia las 07.30 horas locales de este sábado.

En Internacional

    0
    comentarios
    Acceda a los 7 comentarios guardados

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot