Menú

El PP denuncia el "infierno burocrático" impuesto por el Gobierno de Sánchez para solicitar ayudas

El Ejecutivo murciano señala que los particulares prefieren no recibir ayudas, antes que meterse en el "enmarañado" proceso de solicitud

El Ejecutivo murciano señala que los particulares prefieren no recibir ayudas, antes que meterse en el "enmarañado" proceso de solicitud
El candidato del Partido Popular para presidir Murcia, Fernando López Miras. | Europa Press

El diputado del Partido Popular de la Región de Murcia, Antonio Landáburu, ha denunciado las condiciones que el Gobierno de Sánchez impone para acceder a las ayudas en general, y de rehabilitación de edificios en concreto, alegando que suponen un verdadero "infierno burocrático" para los solicitantes al ser "desmesuradas".

Estas declaraciones surgen a raíz de las críticas del diputado regional del PSOE, Miguel Ortega, hacia la incapacidad para gestionar de los fondos del presidente murciano, Fernando López Miras, señalando que "le cuesta muy cara a la ciudadania" y que, no solo no ofrece ayudas propias, sino que además obstaculiza las que llegan del Gobierno central.

Las acusaciones del socialista se fundamentan en los casi 3,5 millones de euros que el Gobierno regional debe devolver al Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE) por falta de ejecución. El Estado habría transferido más de 8,5 millones para el programa de ayudas de rehabilitación energética.

Al respecto, Landáburu ha asegurado que, aunque se les ofrezcan, "los particulares prefieren no recibir ayudas" por los complejos procedimientos que el Gobierno de Sánchez ha fijado, e invita al análisis de los requisitos que exigen para solicitar las subvenciones. Y esto, según indica el diputado popular, no es algo exclusivo de la Región de Murcia, sino que se da en más comunidades autónomas.

"La conclusión es clara: no es un problema de gestión de los Gobiernos autonómicos, sino de los enmarañados requisitos que el Gobierno central pide", ha apostillado, ya que "en ocasiones, y esta es la razón, cuesta más cumplir con la normativa exigida que el beneficio que ello supone".

Según afirma Antonio Landáburu, incluso el propio director del IDAE, Joan Groizard Payeras, ha reconocido la necesidad de simplificar estos trámites, en muchas ocasiones difíciles de subsanar. Para la rehabilitación energética de los edificios es preciso presentar el proyecto o memoria y tres certificados de eficiencia energética, lo que representa un notable desembolso.

"Este no es el único caso: también el bono alquiler joven, el bono cultural o el Ingreso Mínimo Vital son auténticos fiascos de un Gobierno de Sánchez que impide un acceso fácil y ágil a esas ayudas al someter a los particulares a una maraña de burocracia y condiciones verdaderamente inasumibles", concluye el diputado popular.

Temas

En España

    0
    comentarios