Menú

La sombra de ETA y Batasuna cubre los deportes rurales vascos

El nacionalismo y el entorno de ETA llevan décadas intentando instrumentalizar los deportes rurales vascos.

0

El pasado miércoles, agentes de la Guardia Civil detenían en la localidad guipuzcoana de Legorreta a los hermanos Aitor e Igor Esnaola. Según las investigaciones, el primero de ellos era uno de los eslabones principales del grupo Erreka de ETA, encargado de la logística de la banda en España. El material explosivo incautado alcanza casi las dos toneladas.

El otro de los hermanos, Igor, quedó en libertad este viernes. Los investigadores creen que no formaba parte del grupo etarra, aunque sí están seguros de que tenía perfecto conocimiento de las actividades del mismo, no en vano, la gran mayoría del material incautado estaba escondido en el caserío familiar.

Estas detenciones convulsionaron a la sociedad guipuzcoana. Y es que ambos hermanos eran los trontzalaris más reputados de la provincia. Formando equipo habían conseguido proclamarse campeones de Guipúzcoa durante tres años consecutivos de este deporte tradicional vasco que consiste en cortar troncos en el menor tiempo posible utilizando para ello una sierra o ‘tronza’.

De esta operación policial consiguió escapar otro de los componentes del grupo Erreka de ETA. Se trata de Andoni Goikoetxea Gabirondo, quien además de candidato de Euskal Herritarrok y de haber agredido a su madre cuando ella era edil de una lista afín al PNV en Gaztelu (Guipúzcoa), también se dedicaba a los deportes tradicionales vascos.

En su caso, su modalidad era la Siega, que consiste en cortar el mayor número de kilos de hierba con una guadaña en un tiempo determinado. De esta disciplina había participado en varios campeonatos provinciales. Curiosamente, los hermanos Esnaola también habían participado en alguna competición de segalaris.

La interrelación entre los deportes tradicionales vascos y el mundo de ETA pudo sorprender a algunos, pero no a todos. Y es que el nacionalismo, con ETA y su entorno a la cabeza, llevan décadas intentando patrimonializar este tipo de actividades, con el objetivo de utilizarlas como elementos de separación cultural con el resto de los españoles.

De hecho, han sido múltiples los actos realizados por las diferentes marcas del brazo político de ETA en la que se han realizado demostraciones de estos deportes. Por ejemplo, en el homenaje a los ‘gudaris’ organizado por Segi en septiembre de 2006 en el monte Aritxulegi, en plena negociación entre Zapatero y ETA, y en el que tres etarras encapuchados dispararon con sus fusiles al aire minutos después de que varios aizkolaris hicieran una demostración de corta de troncos.

En las últimas horas se conocía que Bildu, la coalición electoral que integran Eusko Alkatasuna y Alternatiba, y que sería la opción B de Batasuna para intentar concurrir a las próximas elecciones municipales y forales, ha ofrecido un puesto destacado en sus listas a un conocido pelotari. Se trata de Pedro Martínez de Eulate, conocido popularmente como Eulate, y que ha formado parte de la segunda fila en importancia de los pelotaris del circuito profesional durante más de una década.

Precisamente, la patrimonialización que el nacionalismo más radical ha hecho de este tipo de deportes es lo que ha hecho que el paso hacia delante que ha dado en las últimas semanas uno de los pelotaris estrellas del circuito profesional haya convulsionado el mundo de la pelota. Y es que Augusto Ibáñez Sacristán, Titín III, que ha ganado cuatro títulos oficiales y ha sido durante años el delanteromás solicitado en los torneos veraniegos, formará a sus 40 años parte de las listas de un partido constitucionalista en las próximas elecciones.

Exactamente, el pelotari riojano ocupará el puesto número 9 de la plancha electoral que la popular Cuca Gamarra encabezará el próximo 22 de mayo al Ayuntamiento de Logroño. Un puesto de los que en el argot político se denomina 'de salida', es decir, que salvo catástrofe electoral, algo que no pronostican precisamente las encuestas, otorgará al pelotari un puesto de concejal.

Las primeras consecuencias de esta decisión ya se pudieron apreciar el pasado domingo en el bilbaíno frontón de Miribilla, donde el pelotari, cuya popularidad en los pueblos vascos y navarros ha llegado a ser similar a la de las estrellas futbolísticas del momento, recibió un aluvión de pitos y abucheos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 9 comentarios guardados

    Servicios