Menú

Rajoy rehúsa fijar postura: no toca hablar de ETA

Ni una sola mención a la política antiterrorista. Rajoy vuelve a negarse a fijar postura, y prefiere hablar de economía y elogiar a Nacho Uriarte.

0

El jefe de la oposición se niega a fijar postura ante los últimos movimientos del Gobierno en política antiterrorista. Fiel a su estrategia de hablar sólo de economía, una vez más dejó a sus portavoces, en esta ocasión María Dolores de Cospedal y Esteban González Pons, que elevaran el tono de advertencia.

Ni una sola mención ni a la liberación de presos etarras ni tampoco a las últimas novedades del caso del bar Faisán, y eso que en la víspera de su intervención en la convención nacional de Nuevas Generaciones, que se ha celebrado en Zaragoza, Mariano Rajoy ya había tenido un encontronazo con los medios de comunicación por negarse a contestar a las preguntas.

Es por ello por lo que se esperaba con especial énfasis las palabras del presidente de los populares, tras una semana en la que, pese a lo inusual, Federico Trillo -interlocutor con Alfredo Pérez Rubalcaba- daba una rueda de prensa en la sede del PP para exigir que se cumpla la denominada doctrina Parot. Mantenía, eso sí, la vigencia del Pacto Antiterrorista, pero horas después desde el PP no se era tan vehemente con el Gobierno.

"Hay que apretar pero no ahogar. Tenemos que estar muy vigilantes, pero no podemos ser nosotros quienes rompamos el pacto", explicó un miembro de la dirección nacional. En la cumbre de los cachorros populares, Cospedal llegó a pedir a Rubalcaba que dimitiera y, en caso de negarse, exigió a José Luis Rodríguez Zapatero que le cesara.

Mientras tanto, Rajoy se negaba a hacer ninguna declaración, escuchándose de su boca sólo una referencia al derbi Madrid-Barcelona. Este sábado tenía una nueva oportunidad, pero prefirió a hablar de economía; acusó al Ejecutivo de estar más preocupado en atacar al PP que de sacar al país del atolladero económico.

También utilizó su tiempo para elogiar de forma encendida la gestión de Nacho Uriarte al frente de Nuevas Generaciones por espacio de más de cuatro años. Habló de "berrinches" en referencia a las polémicas que manchan su presidencia -que recae en Beatriz Jurado- y le prometió que cuenta con él para el futuro.

Pero, ¿y qué piensa de ETA? Ni en su discurso, ni a la entrada del recinto (el Auditorio Municipal de Zaragoza), ni a la salida mentó nada que hiciera referencia a la política antiterrorista. Tan rápido se marchó el líder popular que, incluso, se olvidó a su asesor Jorge Moragas, que salió corriendo detrás de la ‘comitiva presidencial’.

Este rechazo a hablar de la forma de actuar del Gobierno con respecto a la banda asesina se debe a dos factores, según las fuentes consultadas. Por un lado, un asesorado Rajoy no se quiere implicar en otros asuntos que no sea el económico -"La crisis es lo que verdaderamente preocupa a la gente"- y deja a la segunda línea que se encargue del resto de palos de la actualidad. Por otro, no quiere dar alas al PSOE para decir que el líder del PP quiere acabar con el Pacto Antiterrorista. No todos en la formación, de hecho cada vez son más voces, comparten esta estrategia.

En España

    0
    comentarios
    Acceda a los 21 comentarios guardados

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD