Menú

Los proetarras homenajean a Gatza en pleno día pese a estar prohibido

Pese a la prohibición, los proetarras pudieron homenajear al terrorista profiriendo gritos como "Gatza, soldado".

0

La Ertzaintza ha detenido a una mujer y ha identificado a otras siete personas por participar en Amorebieta (Vizcaya) en un homenaje prohibido al preso más antiguo de ETA, José María Sagarduy, "Gatza", que salió de la cárcel el miércoles tras cumplir penas durante 31 años.

Según ha informado el departamento vasco de Interior, antes de las seis de la tarde un grupo de personas se ha reunido en el parque de la citada localidad vizcaína y ha tratado de celebrar una concentración.

Cuando los agentes de la Ertzaintza han tratado de identificar a los participantes, se ha producido un enfrentamiento y los agentes han tenido que utilizar sus porras, según la misma fuente.

Los ertzainas han detenido a una mujer de 59 años acusada de desobediencia a la autoridad y han identificado a otras siete personas por su participación en un acto prohibido.

Durante los minutos transcurridos desde que los manifestantes -más de dos mil personas- se han congregado hasta que los agentes han intervenido, se han coreado lemas en favor de la amnistía y se han mostrado carteles contrarios a la cadena perpetua.

El propio "Gatza" se ha asomado al balcón de su vivienda y ha saludado y aplaudido a los manifestantes, entre los que se encontraba el histórico dirigente de Herri Batasuna, Tasio Erkizia.

Poco después, el ex recluso y su pareja han bajado a la calle y han sido recibidos por sus simpatizantes con gritos de "'Gatza', gudari, herria zurekin" ("Gatza", soldado, el pueblo está contigo), sin que se hayan registrado más incidencias.

Este acto -convocado por un particular- fue prohibido ayer por la tarde por el departamento vasco de Interior que entendió que se trataba de "una continuación" de otros dos actos prohibidos anteriormente y que pretendían homenajear a "Gatza".

 

Un centenar de antidisturbios tomaron posiciones en la plaza para impedir la manifestación. Los proetarras portaban grandes pancartas. Una de ellas, tal y como atestigua El Mundo, llevaba una gran falta de ortografía en su versión castellana: "No la cadena perpétua" (sic).

Los radicales, enardecidos por haberse hecho con el control de la plaza, recrudecieron sus ataques y sus expresiones. Los antidisturbios grabaron en vídeo a los manifestantes para poder identificarlos, pero éstos se taparon las caras mientras proferían nuevos insultos. Las detenciones mencionadas más arriba generaron forejeos y carreras. La tensión iba en aumento hasta que el batasuno Erkizia logró un acuerdo para terminar antes el acto sin que se tuviera que llegar a una carga.

Los proetarras, eso sí, respondieron en todo momento lanzando botellas de cerveza, e incluso algún vecino inició una cacerolada desde su balcón.

Cuando quedó claro que la manifestación no se prolongaría mucho más, Gatza y su familia se atrevieron a salir de casa y saludar, dice El Mundo. Fue recibido como si fuera una estrella, con aplausos y gritos que él agradeció pese a arriesgarse a ser involucrado en la manifestación, lo que le acarrearía al terrorista problemas legales. Una vez se retiró, los proetarras se fueron retirando, sin bajar el nivel de sus proclamas e insultos.

En España

    0
    comentarios
    Acceda a los 4 comentarios guardados

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD