Menú

Rajoy: "No ha sido demasiado apasionante mi intervención"

"No ha sido demasiado apasionante la intervención", reconoció en Vigo. En Santiago sí se mojó más y respondió a Zapatero, en clave económica -claro-.

0

Economía, economía y más economía. En un mitin celebrado en Vigo, Mariano Rajoy volvió a ceñirse a su estrategia de abordar en su discurso únicamente la crisis. Se centró, en esta ocasión, en la situación griega, que tachó de "enormemente preocupante" para España.

"Éste es el tema más importante", repitió el jefe de la oposición. Sin embargo, hasta él mismo se dio cuenta de que no era la intervención deseada por quienes fueron escucharle, y ni mucho menos por los periodistas. “No ha sido demasiado apasionante”, reconoció ya al cierre.

En los cinco días de campaña, el jefe del PP solo se saltó el guión en una ocasión, y de forma muy edulcorada. Fue en la segunda jornada para valorar el fallo del Tribunal Constitucional sobre Bildu a modo de declaración institucional en la que no admitió preguntas.

Una situación que, en el primer tercio de la campaña, enfada cada vez más a la caravana de periodistas que le acompaña. Ya ayer, en Santa Cruz de Tenerife, los profesionales protestaron por el hecho de que Rajoy les ignorara a pesar de estar enfrente de ellos y con las manos en alto queriendo preguntar. Hoy, en Galicia, volvió a negarse a contestar.

El motivo no es otro que el esgrimido hasta la saciedad por lo estrategas de Génova; que sólo quiere hablar de lo que "de verdad" le interesa a la gente: “La economía”. Todo lo demás es, a ojos del jefe de la oposición, “ruido” que sólo beneficia al PSOE.

"Imbatibles" en la mejora del estado de bienestar

Su segunda parada del día fue también en suelo gallego, pero en esta ocasión Santiago de Compostela. Arropado por una nube de simpatizantes y militantes, Rajoy entró de lleno en el enfrentamiento con José Luis Rodríguez Zapatero a propósito del estado de bienestar; el PP dijo es "imbatible" en este sentido, así como en la recuperación económica.

En la línea de la mañana, el jefe de la oposición no quiso hacer mención ni a Bildu ni al etarra que jaleó en pro de la coalición tras salir de la cárcel e insistió, como ha hecho durante toda la campaña, en que él sólo tiene una fijación: "La creación de empleo", sin la cual -arguyó- es imposible ese estado de bienestar con el que ahora el PSOE quiere atraer el fantasma del miedo.

"Cuidado que viene la derecha, el PP, que si las políticas sociales", se mofó Rajoy, para hablar acto y seguido de “afirmaciones pintorescas” por parte de los socialistas. “Que no cuenten conmigo”, añadió. Eso es “ruido, ruido”, no se cansa de repetir a los suyos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 19 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco