Menú

Los sondeos auguran en Asturias el primer fracaso electoral del 'marianismo'

Rajoy aterriza en Oviedo con los peores sondeos posibles: ninguno da al PP como primera fuerza política. En 2010 auguraban una mayoría absoluta.

0
Rajoy aterriza en Oviedo con los peores sondeos posibles: ninguno da al PP como primera fuerza política. En 2010 auguraban una mayoría absoluta.
El efecto Cascos, contra Rajoy | LD

Mariano Rajoy visita la que se antoja como la plaza electoral más complicada para el Partido Popular: el Principado de Asturias. Hasta finales del año pasado, esta región iba a engordar –según las encuestas– el mapa azul que esta formación quiere presentar tras las elecciones del 22 de mayo. Sin embargo, la elección de Isabel Pérez Espinosa, en primer término, y la decisión de Francisco Álvarez Cascos de crear un nuevo partido, consecuencia directa, han provocado un escenario diametralmente distinto.

Hoy en día, ningún sondeo en manos del jefe de los populares le da como primera fuerza política; hace poco menos de seis meses le otorgaban, ni más ni menos, que la mayoría absoluta. "Vamos a cosechar unos resultados muy malos, será la primera gran derrota del marianismo desde las generales", auguran en la sede central del PP, convertida en centro de campaña, y al que cada dos por tres llegan actualizaciones de estudios demoscópicos para ver cómo evoluciona el sentido del voto.

Y en Asturias, de momento, no levantan cabeza. El CIS les dio un respiro al situarles como segundo partido más votado, tras el PSOE, pero son conscientes de que los resultados están gravemente distorsionados, habida cuenta de que el organismo público se olvidó preguntar por Cascos, por lo que el cálculo de la estimación de voto carece de certeza, según admiten en el propio PP.

Las encuestas en manos de la formación son, por lo cual, mucho más negativas que la del CIS, y van en la línea de las publicadas por varios medios públicos, y que dan a Cascos por encima del PP.

Si este escenario se cumple, "la lógica" es que Cascos pidiera ser presidente con la ayuda de los votos del PP. "Y tendríamos que aceptar, salvo sorpresa", analiza un miembro del aparato. Su candidata, Isabel Pérez Espinosa, niega de momento la mayor, y asegura que ella aspira en exclusiva a sentarse en el sillón de gobierno.

Las claves del discurso de Rajoy

Así las cosas, Rajoy hará un último esfuerzo e intentará arengar a las bases con un discurso con el que quede claro que el PP es "el gran partido del centro-derecha española" en contra de FAC, que "acaba de nacer" y de él no se sabe "casi nada y ni mucho menos su programa".

El segundo gran argumento que esgrimirá será una futura alianza entre el Ejecutivo asturiano y el central, que da por hecho que él va a dirigir. "Queremos un gobierno con el que nos podamos entender cuando lleguemos a La Moncloa", afirmó en su última visita, en esta ocasión a Gijón, en periodo de precampaña.

Pero la varita mágica que cree Rajoy tener es su discurso contra el desempleo: "Vamos a ganar, primero el veintidós de mayo y después las nacionales, y cuando ganemos en Asturias y en España comenzará la bonanza", aseguró. De momento, eso sí, no parece que las encuestas estén de su lado.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 40 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation