Menú

Un mitin en Vitoria obliga a Rajoy a fijar postura sobre "el hombre de la foto"

En el octavo día de campaña, Rajoy habló de ETA y del "hombre de la foto". Lo hizo en Vitoria, con Basagoiti. Ya no lo volverá a hacer.

0

Por fin, en el octavo día de campaña electoral, Mariano Rajoy fijó postura sobre la presenta de ETA en las elecciones del 22-M. Lo hizo no en un formato abierto, en el que los periodistas le pudieran abordar, sino en uno cerrado; un almuerzo-mitin, muy utilizado por el líder popular en su periplo por España.

La única vez que el jefe de la oposición marcó posición sobre la decisión del Tribunal Constitucional de avalar la coalición Bildu fue pocas horas después del fallo, en una declaración institucional en la que no admitió preguntas. Día uno de campaña. Dijo que no le gustaba, pero que lo acataba. Blindó tanto el Pacto Antiterrorista como la alianza que permite al socialista Patxi López ser Lehendakari, pese a las voces de su formación que le reclamaban lo contrario.

Desde entonces, mitin tras mitin, se le solicitó que volviera a alzar su voz sobre el tema portada en todos los medios. Sobre si compartía, o no, las tesis de Jaime Mayor Oreja, Esperanza AguirreJosé María Aznar. Sólo lo hizo un portavoz, para decir que todas las opiniones caben en las siglas del PP.

Así hasta hoy, cuando ha celebrado un acto en Vitoria, ante más de 650 afiliados y militantes. Fuentes de la organización ya avanzaron a este diario que iba a hablar de ETA: "No puede ir al País Vasco y no hacerlo", enfatizaron. Lo iba a hacer el jueves, cuando tenía previsto visitar Pamplona (Navarra), pero la cancelación de la campaña por la catástrofe de Murcia lo retrasó.

Según estas mismas fuentes, solventes, Rajoy ya no tiene intención de volver a referirse a la política antiterrorista hasta los comicios municipales y autonómicos, tampoco para mentar la manifestación de víctimas del terrorismo de este sábado en Madrid.

El de Vitoria volvió a ser el Rajoy de siempre sobre ETA, al menos en vehemencia. Le ayudó no referirse a los pactos. "Hay cosas que no conviene olvidar", arrancó, para de plano rechazar una negociación entre el Gobierno y la banda terrorista que Mayor Oreja ya da como una realidad: "No se puede negociar nada. No puede ser moneda de cambio de nada", recalcó.

Al terrorismo, recetó, "se le combate con el apoyo decidido de las Fuerzas de Seguridad, con la colaboración internacional y con todo el peso de la Ley". Sacó, a renglón seguido, pecho de la Ley de Partidos -"Creemos en ella"- y dejó claro que "no nos gusta" que Bildu concurra a las elecciones del domingo 22.

Rajoy criticó que "a algunos dirigentes políticos" sí les guste que la coalición vaya a estar presente en las instituciones, pero no se refirió expresamente a ninguna formación. "¡Bildu fuera, Bildu fuera!", corearon entonces miembros de Nuevas Generaciones.

Esta vez sí, el líder del PP recogió el guante de las bases: "Bildu es una coalición a la que apoyan, entre otros, Otegi y el hombre de la foto, que todavía no han condenado ni a ETA ni a sus asesinatos. No lo hemos escuchado hacerlo porque nunca lo han hecho".

Por último, prometió que "el PP va a estar siempre en su sitio". "Las maniobras de ETA y sus estrategia no nos desviarán. Sabemos lo que son y lo que buscan. Su mentira tiene un recorrido muy corto: 24 horas", en referencia al "hombre de la foto"; el etarra que tras salir de la cárcel pidió el voto por la coalición. Lanzó, sobre ello, una advertencia al Ejecutivo, si bien no la especificó: "Sabe muy bien para qué puede contar con nosotros y para qué no lo puede hacer".

Rajoy enfatizó, eso sí, que tal advertencia era para el Gobierno central, y no para el autonómico. Y es que el presidente popular defendió que Antonio Basagoiti permitiera el ascenso de López. "Habéis demostrado que se puede defender en aquello que uno cree y defender la estabilidad de las instituciones"; le dijo.

El jefe de los populares vascos también sacó pecho de su crucial papel, y subió en decibelios en su postura contra Bildu: "¡Octavo día de campaña y los que mandan" en la coalición "siguen sin condenar los atentados de ETA!".

Escuchando a ambos estuvo Carlos Iturgaiz, que no formó parte de la mesa principal. No estuvo su jefe en el Parlamento Europeo, y que compartió con él cargo de presidente del PP vasco, Jaime Mayor Oreja. No acude al País Vasco a pedir el voto desde el adiós de María San Gil. A ella nadie le recordó en el único acto de Rajoy en las vascongadas, más bien se defendió a ultranza de la nueva etapa en la región: "¡Somos más y estamos en mejores condiciones!", remató Rajoy.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 3 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation