Menú

Zapatero no convoca elecciones pese al clamor de las urnas

El PP ha arrollado al PSOE en las urnas. Ha logrado diez puntos de ventaja en un 22-M desolador para los socialistas.

/ MERCEDES R. MARTÍN
0

Los votantes del PP han confirmado en las urnas los más optimistas augurios en las encuestas. Con prácticamente todo el voto escrutado, los datos son demoledores para el PSOE. En las autonómicas, con el escrutinio, el mapa autonómico se tiñe de azul. En el caso de las municipales, los socialistas pierden ciudades tan emblemáticas como Sevilla y Barcelona.

El PP obtiene un 37,56 por ciento de los sufragios con 8.426.000 votos. A diez puntos de distancia se quedan los socialistas. Obtienen un 27,81 por ciento con 6.240.000 votos.

IU es otra de las beneficiadas. Vuelve a ser tercera fuerza política, con el 6,32 por ciento, un porcentaje ligeramente superior al obtenido en 2007. CiU lograría un 3,473 por ciento de los votos y el PNV obtendría un 1,72 por ciento. La principal novedad sería la irrupción de Bildu, a la que el Constitucional permitió estar el 22-M pese a que el Supremo veía en la coalición a ETA. La coalición sería sexta fuerza política con un 1,40 por ciento de los votos y 313.000 sufragios.

Zapatero descarta un adelanto electoral

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha comparecido en Ferraz con la directiva de su partido. Sus caras lo decían todo, y nada más comenzar la comparecencia, el presidente reconoció que han perdido "claramente las elecciones".

Zapatero felicitó "a los ganadores en cada Ayuntamiento y en cada comunidad", y "en singular al PP y a sus candidatos". "Han obtenido muy buen resultado y así lo reconozco expresamente", añadió. Dijo que su partido "ha sabido ganar muchas veces" y también "sabe perder".

Apuntó a la crisis como causa de la debacle de su partido. "Entiendo que tiene clarísima relación con los efectos de la crisis económica (...) Sé que muchos españoles padecen grandes dificultades y temen por su bienestar, y muchos jóvenes contemplan ese futuro con inquietud. Hoy han expresado su malestar. Por ello era razonable esperar que el PSOE recibiese hoy un castigo en las urnas".

Tocaba el turno de los agradecimientos y Zapatero no ha querido pasar de largo esta oportunidad para subrayar que está "muy orgulloso del trabajo de los socialistas, tanto de los que han ganado como de los que han perdido". También ha agradecido a "todos los militantes y simpatizantes" que han trabajado "con tanta lealtad y entrega, "agradezco su esfuerzo generoso". Y "especialmente a los seis millones de votantes", ha reiterado Zapatero.

Según ha proclamado el presidente, "siempre hemos trabajado al servicio de España"; en "un proyecto para favorecer la cohesión social; siempre hemos defendido los pilares del sistema de bienestar social, es lo que seguiremos haciendo a partir de esta noche".

El presidente del Gobierno, derrotado y que no repitará como candaditado a las próximas elecciones generales, ha dejado bien claro que no adelantará la fecha de los comicios. Los ciudadanos han dicho "no" a su proyecto político en las urnas. A pesar de ello, Zapatero se ha eregido como la única persona capaz de conseguir que España vuelva a crecer económicamente. Quiere terminar lo que empezó.

Como dice siempre, le parece "bueno el respeto de los tiempos políticos". Pero es que además estamos en un momento trascendente para culminar las reformas", y ha añadido "ese es mi objetivo", el de agotar la legislatura.

Preguntado otra vez por esta cuestión ha vuelto a decir que va a "culminar la legislatura para culminar las reformas imprescindibles que necesita España". Para ello el Partido Socialista pedirá "el apoyo a los grupos parlamentarios" a los que habitualmente recurre.

Los resultados

Las autonómicas arrojan un balance desolador para el PSOE. El PP confirma sus mayorías en la Comunidad de Madrid, Región de Murcia, Comunidad Valenciana y Castilla y León. Lo más simbólico del terremoto electoral vivido este 22-M es el vuelco electoral en Castilla-La Mancha. María Dolores de Cospedal será presidenta tras la primera derrota del PSOE en la región. En Aragón, el PSOE sale también del poder: gana el PP pero tendrá que gobernar con el PAR. En Extremadura, José Antonio Monago también gana pero no se hará con la presidencia: socialistas e IU pactarán para mantener a Vara en la presidencia. En cuanto a Asturias, gana el ex ministro del PP Álvarez Cascos con la posibilidad de que se apoye en el PP, tercera fuerza política, para gobernar.

En los municipios los socialistas también se hunden. Un ejemplo es la situación de las grandes ciudades andaluzas: el PP se hace con el control de todas ellas. En Sevilla, Zoido alcanza la mayoría absoluta, con 19 concejales. Córdoba, feudo histórico de IU, pasa a manos del PP.

En Madrid, el PP alcanza 30 concejales y el PSOE consigue un fracaso histórico con 16. Muy llamativa es la situación de las ciudades situadas en el llamado "cinturón rojo" de la capital. En Getafe, Pedro Castro puede ser desalojado del poder con un pacto del PP y UPyD que le arrebataría la mayoría. En Parla, donde Tomás Gómez se convirtió en "el alcalde más votado de España", el PSOE empata en concejales con el PP.

Otra ciudad clave para los socialistas, Barcelona, cae en manos de CiU.

En Valencia, Rita Barberá revalida mayoría absoluta. El PP logra el 51,77 por ciento de votos y 20 concejales, seguido de PSPV, con el 22,48 por ciento de los sufragios que le dan 8 ediles.

Las principales ciudades de Extremadura también estarán en manos del Partido Popular. Mérida, la capital, Badajoz y Cáceres tendrán una mayoría absoluta del PP.

Además, el PSOE consigue mantener la alcaldía de Toledo, gracias al apoyo de IU. Los socialistas consiguen 12 concejales, por 11 del PP y 2 de IU.

En Galicia también hay vuelco: La Coruña y Santiago pasan a los populares.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 27 comentarios guardados

    Servicios